La ONU repudia la pena de muerte dictada por los rebeldes yemeníes huthis a 30 críticos del régimen insurgente

La ONU repudia la pena de muerte dictada por los rebeldes yemeníes huthis a 30 críticos del régimen insurgente

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:13

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michele Bachelet, ha condenado este viernes la imposición de la pena de muerte declarada por los rebeldes yemeníes huthis contra 30 críticos a su régimen 'de facto' desde que conquistaran la capital del país, Saná.

Según las informaciones facilitadas por la agencia yemení de noticias SABA, vinculada a los rebeldes, los sospechosos han sido sentenciados por "formar un grupo armado", "preparar atentados y asesinatos", "conspiración" y "ayudar al enemigo".

Un total de 36 personas estaban acusadas en el caso, si bien seis de ellas han sido finalmente absueltas tras no encontrarse pruebas de que habrían pasado información a la coalición para llevar a cabo bombardeos contra los huthis.

El conflicto, que comenzó en marzo de 2015 y enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por la coalición militar saudí, y los huthis, respaldados por Irán, ha dejado miles de muertos y provocado la peor crisis humanitaria actual.

"Estamos profundamente alarmados por la imposición de la pena de muerte a 30 personas por las autoridades 'de facto' en Saná", ha explicado Bachelet por boca de su portavoz, Ravina Shamdasani. Entre los condenados se encuentran académicos, estudiantes y políticos afiliados al partido Islah, especialmente crítico con el régimen huthi.

La ONU dice contar con información fiable de que los condenados "fueron sometidos a detención arbitraria o ilegal, así como tortura y otros malos tratos bajo custodia".

Naciones Unidas entiende que "las sentencias van a ser apeladas y pide al Tribunal de Apelación que preste atención a las graves denuncias de tortura y otros malos tratos, y a las violaciones del juicio justo y el derecho al debido proceso de las personas condenadas".

"Cualquier cargo por motivos políticos debe ser desestimado y los estándares internacionales de juicio justo deben cumplirse en su totalidad", añade.

Lo más