Boletín

Òmnium y ANC exigen a Sánchez que la Abogacía del Estado retire los cargos contra los encausados del 'procés'

Òmnium y ANC exigen a Sánchez que la Abogacía del Estado retire los cargos contra los encausados del procés

Europa Press

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 20:46

La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Plauzie, y el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, han señalado este sábado que están en Madrid para defender que el derecho a la autodeterminación de Cataluña "no es un crimen", y han denunciado que el juicio del Tribunal Supremo a los líderes del 'procés' independentista es una "vergüenza democrática".

Asimismo, han instado al presidente del Gobierno a que inste a la Abogacía del Estado a que retire los cargos contra los encausados en el juicio del 'procés'.

"Venimos a decir en Madrid que la autodeterminación es un derecho no un crimen, el juicio pone en el banco de los acusados a los representantes legítimos del pueblo de Cataluña, es una causa general contra todo un movimiento como es el movimiento independentista catalán; y el ejercicio del derecho de autodeterminación por vías democráticas es un instrumento para la paz", ha recalcado Plauzie en el escenario ante los manifestantes.

Aproximadamente después de una hora desde que comenzara la marcha por el Paseo del Prado, y tras guardar un minuto de silencio "por las víctimas del atentado neonazi en Nueva Zelanda" --momento en el que alguien ha gritado un 'viva España'--, se han iniciado en Cibeles los parlamentos de las diferentes entidades convocantes.

Plauzie ha recalcado que llegan a la capital, "al corazón del Estado", para reivindicar el derecho a la autodeterminación de un pueblo diverso que "ha sabido preservar su lengua y que lucha por garantizar los derechos políticos civiles y sociales para todos los ciudadanos".

Ha añadido que la república catalana "no es contra nadie" sino una oportunidad para "tener relaciones de igual a igual entre pueblos vecinos y hermanos, que no estén viciados ni por la dominación ni por el victimismo".

"GRITAREMOS: NO PASARÁN"

Por su parte, el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que inste a la Abogacía del Estado a retirar los cargos contra los presos independentistas y ha apuntado que de no hacerlo "seguirá siendo cómplice de la extrema derecha". "No dejaremos a nadie que nos utilice, el proyecto del soberanismo no va contra nada ni contra nadie; seremos dique de contención contra el odio, y gritamos como nuestros abuelos: No pasarán", ha añadido.

Además, ha dado las gracias a las personas que han participado en la manifestación y han llenado "de forma cívica y pacífica las calles de Madrid". En este sentido, ha recordado que no han llegado para provocar a nadie sino para defender los derechos fundamentales y la democracia, que están en riesgo".

"Os hablo en nombre de Cuixart, en nombre de los socios de una entidad que ya fue perseguida. Somos los nietos de los que hicieron frente al fascismo, los hijos de los que lucharon para construir sociedad justa e igualitaria. Y ahora que la extrema asoma la cabeza hay que hacerles frente", ha subrayado, para añadir que es una vergüenza "que se les permita ejercer de acusación popular en el juicio".

Mauri ha leído unas palabras escritas por Jordi Cuixart (presidente de Omnium) desde prisión, en las que recalca que "la solidaridad es la ternura de los pueblos" y en las que apunta que en el juicio se banaliza la violencia del 1 de octubre de 2017 -en relación a las cargas policiales--. En este sentido, recuerda Cuixart que fue el mayor acto de desobediencia civil de Europa, y que lo asumen como instrumento de transformación. Acaba el escrito Cuixart con un "visça Madrid, viva Cataluña, no pasarán".

LA PREVENTIVA "COMO ESCARMIENTO"

Durante el acto de final de protesta, se han cantado canciones como L'estaca de Llach, se han recitado poemas, y ha tomado el micrófono la esposa de Josep Rull, Meritxell Lluís, quien ha apuntado que "es una vergüenza la existencia de presos políticos en Europa, en un Estado que presume de calidad democrática", y ha añadido que la prisión preventiva "es usada como escarmiento".

También ha hablado a los participantes Antxon Ramírez, familiar de uno de los ocho condenados por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua en 2016, quien ha recordado que son miles de personas que "exigen justicia y derechos sociales", y ha indicado que sus hijos llevan "sufriendo dos años y medio un gran escándalo". "Hay manipulación mediática, política y judicial; nuestro pueblo esta indignado, exigimos el fin del montaje y el cese de la manipulación".

Tras estos, han tomado la palabra también miembros de los sindicatos participantes y de colectivos de Madrid que han sido coorganizadores de la protesta. Y tras aproximadamente dos horas, la organización ha pedido a los manifestantes que desalojaran la plaza de Cibeles en dirección a la Estación de tren Puerta de Atocha.

Lo más