Muere una joven de 20 años por la ingesta de hojas de tejo en Asturias

Hojas de Tejo

 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 19:16

Una joven letona de 20 años ha fallecido en una casa de la aldea de Eros, en el concejo asturiano de Quirós, tras haber ingerido hojas de tejo, especie conocida por la alta toxicidad de sus hojas, corteza y bayas, han informado a Efe fuentes de la investigación.

La autopsia practicada en el Instituto de Medicina legal de Oviedo, tras el hallazgo del cadáver el pasado lunes, viene a confirmar las sospechas de la Guardia Civil, ya que el cuerpo fue encontrado en la cama, junto a restos de vómitos y algunas hojas de tejo a su alrededor.

Al parecer, la joven, estudiante de medicina en Letonia, disponía también de información sobre la peligrosidad que entrañaba la ingestión de sus hojas, han señalado las mismas fuentes.

En principio, la Guardia Civil ha dado por finalizada la investigación y no tiene previsto abrir nuevas diligencias al no haber constancia alguna de que se trate de una muerte violenta y sí que haya podido ser por propia voluntad o por una ingesta accidental.

El tejo o texu es una especie conífera que en Asturias y Cantabria suele plantarse junto a iglesias, ermitas o cementerios por su gran longevidad, ya que puede vivir miles de años.

Considerado un árbol sagrado por los pueblos celtas, sus hojas, corteza y bayas también eran utilizadas en la antigüedad como veneno ya que su consumo provoca, además de náuseas, parada respiratoria y cardiaca.

El cuerpo de la joven, que llevaba poco tiempo residiendo en Asturias, fue localizado en una vivienda de Eros-Salcedo en la que vivía con una familia de origen danés que estaba de viaje por Cataluña.

Lo más