TERRORISMO YIDAHISTA

Mosaicos y sarcófagos, entre los objetos del Dáesh que vendía un anticuario

Madrid, 28 mar (EFE).- Siete mosaicos y piezas egipcias como sarcófagos figuran entre las obras históricas y arqueológicas que la Policía Nacional requisó en la primera operación mundial contra el comercio de piezas del expolio del Dáesh llevada a cabo contra un anticuario y un marchante de Barcelona.,La Policía da hoy más detalles de esta operación de la Audiencia Nacional que se saldó con la detención de estos dos hombres, O.C.P. y J.B.P, de 31 años de edad, quienes declararon esta semana ante

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 09 abr 2018

Siete mosaicos y piezas egipcias como sarcófagos figuran entre las obras históricas y arqueológicas que la Policía Nacional requisó en la primera operación mundial contra el comercio de piezas del expolio del Dáesh llevada a cabo contra un anticuario y un marchante de Barcelona.

La Policía da hoy más detalles de esta operación de la Audiencia Nacional que se saldó con la detención de estos dos hombres, O.C.P. y J.B.P, de 31 años de edad, quienes declararon esta semana ante el juez y quedaron en libertad con medidas cautelares.

Los dos están imputados de financiación del terrorismo, pertenencia a organización criminal, receptación, contrabando y falsificación documental y formaban parte, explica la Policía, de una red con base en Cataluña y ramificaciones internacionales.

Aparte de su detención, los agentes practicaron cinco registros, tres en Barcelona y dos en Argentona (Barcelona). En esas localidades está el taller de reparación de las piezas, la nave en la que se almacenaban y la galería de arte donde muchas eran expuestas para su venta al público.

En total se han intervenido numerosas obras de arte de origen cirenaico (región situada al norte de Libia) y de la zona tripolitana (cercana a la capital), siete mosaicos, sarcófagos y piezas de origen egipcio, así como y diverso material informático para su posterior análisis.

Los investigadores sostienen que desde finales de 2014, el principal detenido, experto en arte antiguo, había tejido una red de proveedores por todo el mundo que le permitía el acceso a piezas arqueológicas de diversas civilizaciones.

En octubre de 2016, relata la Policía, una serie de irregularidades cometidas en los expedientes de importación de obras adquiridas con anterioridad llaman la atención de los investigadores.

Se detectó, por ejemplo, que algunas de las piezas figuraban importadas desde Asia (Tailandia en alguna ocasión) u Oriente Medio, pero pertenecerían a la región libia de Cirenaica, que cuenta con importantes yacimientos grecorromanos y que estuvo bajo control del Dáesh desde 2011 hasta 2016.

En otros casos, las facturas eran falsas y figuraban haber sido adquiridas en países cuyas leyes impiden la salida de piezas arqueológicas.

Además, los investigadores concluyeron que los detenidos se servían de intermediarios extranjeros para buscar las piezas y dificultar su trazabilidad, que las adquirían y las enviaban desde terceros países.

En ocasiones, estos intermediarios las hacían pasar por un objeto decorativo sin valor y a un precio muy inferior al real.

Debido a la gravedad de los hechos, se solicitó ayuda de las autoridades de Libia para determinar la autenticidad y origen de las obras investigadas.

En concreto, se acreditó su procedencia de los yacimientos de Apolonia y Cirene, dos necrópolis de la región Cirenaica que habían sido expoliados por grupos terroristas.

Algunas presentaban imperfecciones, golpes y marcas que indicaban haber sufrido una extracción violenta del suelo, ya que no se usaron técnicas arqueológicas adecuadas y no habían sido trasladadas adecuadamente.

En España, los detenidos se encargaban que fueran sometidas a un proceso de restauración que borrase en la medida de lo posible estos indicios.

Uno de los detenidos, el anticuario que regenta una tienda en pleno centro de Barcelona y que quedó en libertad tras el pago de 12.000 euros de fianza, es considerado un experto en arte antiguo hasta el punto de que ha dado entrevistas en medios de comunicación por su reputación como comerciante de bienes culturales.

También ha participado, explica la Policía, en diferentes foros académicos en los que se ha abordado la destrucción del patrimonio histórico de Oriente Medio por parte de Dáesh, lo que refuerza la tesis de que era perfecto conocedor de que el expolio es una de las principales vías de financiación de este grupo.

La investigación ha contado con el apoyo y colaboración de la Fiscalía General de Libia y la Embajada de Libia en España.

Lo más