GOBIERNO INVESTIDURA

Montero y gobernar con Podemos tras investidura:"El futuro está por escribir"

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, se ha referido este lunes a la posibilidad de que la formación de Pablo Iglesias apoye a Pedro Sánchez en la investidura sin entrar en el Gobierno, lo que se estudiaría más adelante, al asegurar que "el futuro está por escribir" y que ahora no toca ese planteamiento, sino ser "flexible" para permitir un acuerdo sobre la base de la propuesta socialista.,"El futuro está por escribir, pero la realidad de este periodo

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:55

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, se ha referido este lunes a la posibilidad de que la formación de Pablo Iglesias apoye a Pedro Sánchez en la investidura sin entrar en el Gobierno, lo que se estudiaría más adelante, al asegurar que "el futuro está por escribir" y que ahora no toca ese planteamiento, sino ser "flexible" para permitir un acuerdo sobre la base de la propuesta socialista.

"El futuro está por escribir, pero la realidad de este periodo y de este tiempo es que seamos razonables y ofrezcamos planteamientos viables que permitan que el otro los acepte".

Con estas palabras, la ministra e integrante del equipo negociador del PSOE con Unidas Podemos ha contestado en La Sexta a una pregunta por la tesis que comienzan a manejar dirigentes socialistas para que se evite la repetición electoral: Unidas Podemos apoya la investidura aunque no entre en un hipotético Gobierno de coalición, ya que dicho extremo cabría después.

Sin embargo, Montero ha reconocido su malestar por que se siga discutiendo, en un día en el que empieza el curso escolar, sobre si Sánchez debe liderar el Gobierno.

No hay alternativa a esto, ha añadido antes de pedir a Unidas Podemos que salga del "callejón sin salida" que supone la insistencia en un Gobierno de coalición. Para Montero, ya no puede haber negociación sobre esta "posición maximalista".

Por ello, ha insistido en exigir al partido "morado" y a sus confluencias "una relación de cordialidad" que desemboque en pactar un programa y en los sistemas de seguimiento de su cumplimiento. Ha abogado, en este sentido, por una "flexibilización" de las posturas negociadoras.

A su juicio, el PSOE ya lo ha hecho al poner encima de la mesa un documento de 370 medidas sujeto a cambios y al ofrecer un triple mecanismo de vigilancia del posible acuerdo. Ese mecanismo se puede "complementar" con "elementos adicionales", ha dicho.

También ha hablado de la oferta de acceso a instituciones en el "perímetro" del Gobierno.

Respecto a la solución al atasco en las transferencias a las comunidades autónomas de los anticipos a cuenta, casi inviable por estar el Ejecutivo en funciones, Montero ha recalcado que insistirá en encontrar una fórmula que libere estos fondos antes de fin de año. No obstante, ha negado que se esté planteando a las autonomías una serie de recortes.

Lo más