Más directos

Irene Montero se compromete a hacer del feminismo la bandera del Gobierno

Carmen Calvo ha destacado la importancia del relevo generacional en el feminismo y le ha deseado suerte porque tendrá "mucho tajo" por delante

Vídeo

 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:08

La nueva ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha comprometido este lunes a hacer del feminismo una bandera del Gobierno y a poner "la vida en el centro" de las políticas que se impulsen desde su departamento. Sus primeras palabras en la toma de posesión como titular de Igualdad han sido para condenar de forma rotunda el último asesinato machista de Puertollano (Ciudad Real) y agradecer el trabajo de los policías que este domingo resultaron heridos al proteger a una mujer de la agresión de su pareja en Madrid. "Acabar con todas las formas de violencias machistas es una tarea de todas y de todos y nuestro compromiso será firme para hacer todo lo posible para que no haya ni una víctima más, para que no seamos ni una menos", ha aseverado.

Montero ha asegurado que su ministerio trabajará por la igualdad de todas las mujeres: sean trabajadoras precarias, madres, abuelas, cuidadoras, mujeres acosadas, maltratadas, "las que ya no están" y todas aquellas que defienden "la vida día a día". "Hacemos un ministerio feminista para dejar de ser las otras, para conjurarnos en esa lucha colectiva por la libertad y por la autonomía de las mujeres. El feminismo es la primera línea en la lucha por la vida y la reacción que ya estamos viviendo es proporcional a esa fuerza del movimiento feminista", ha sostenido.

La ministra ha asegurado que, al tiempo que atenderá las demandas de las mujeres de nuestro tiempo, el Ministerio será "una herramienta cargada de memoria" y un homenaje a las mujeres pioneras del feminismo, desde Concepción Arenal a Federica Montseny y Clara Campoamor, pasando por María Teresa Fernández de la Vega, Soledad Murillo, Bibiana Aído o las "pioneras adúlteras", lesbianas y transexuales que lucharon por los derechos de todas. También ha tenido palabras para el feminismo asociacionista, a quien le ha pedido que permanezca alerta porque, a pesar de que España es "un referente mundial en el feminismo" y que éste será el motor para impulsar otro orden, existe una "reacción proporcional" contra la igualdad. "No nos van a juzgar por lo que hagamos, nos van a juzgar por lo que somos, por poner la vida en el centro, así que nada nos limite", ha subrayado Montero.

La ministra augura unas políticas feministas que construyan un futuro "donde la reorganización de los cuidados es la mejor receta contra la austeridad y donde la libertad sexual es la mejor seguridad ciudadana, donde creemos a nuestras hermanas y donde no hay ni una menos". "Un futuro en el que los hombres se sientan seguros y no amenazados, un futuro en el que también ellos puedan cuidar y amar en libertad. Nos vamos a dejar la piel para poner la vida en el centro", ha prometido.

Tras traspasarle la cartera de Igualdad, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha destacado la importancia del relevo generacional en el feminismo y le ha deseado suerte porque tendrá "mucho tajo" por delante. Calvo, que ha recordado que el machismo y el patriarcado no tienen fronteras y que el feminismo debe ser nuclear en un gobierno progresista, ha incidido en que "no se puede construir la democracia sin atender a la principal de las desigualdades", la existente entre hombres y mujeres. La vicepresidenta ha pedido que la cadena de trabajo del feminismo no se rompa y ha encomendado a Irene Montero la tarea de ser "el siguiente eslabón". "Sólo solidarias y unidas podremos seguir avanzando hacia la mejor democracia posible. (...) Tienes un tajo en el que estaremos todas, también las más veteranas", le ha ofrecido.

En la toma de posesión han estado presentes la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la ministra de Política Territorial, Carolina Darias; el ministro de Agricultura, Luis Planas y el de Consumo, Alberto Garzón. Acompañaban a Montero y Calvo en el acto de traspaso de carteras la nueva secretaria de Estado de Igualdad, Noelia Vera; la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell; así como el equipo saliente del Ministerio de Igualdad: la exsecretaria de Estado, Soledad Murillo, y la exdelegada, Rebeca Palomo.

Lo más