Boletín

Maragall (ERC) ve en la petición de retirar lazos amarillos una "autoacusación" del Estado

Maragall (ERC) ve en la petición de retirar lazos amarillos una autoacusación del Estado

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:21

El candidato de ERC a la Alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, ha sostenido este martes que el hecho de que la Junta Electoral Central (JEC) haya dado 48 horas para ordenar la retirada de lazos amarillos y 'esteladas' de edificios públicos representa una "autoacusación" del Estado.

"El Estado español no puede soportar ver la expresión de su propio error" y los lazos amarillos son una evidencia de que se está cometiendo una grave injusticia, ha dicho en declaraciones a los medios ante su nuevo local de campaña sobre los dirigentes independentistas encarcelados.

Ha resaltado que se trata de una nueva evidencia de la actitud de las instituciones del Estado ante la situación política catalana y ha señalado que está pendiente ver cómo se gestiona esta decisión, que es "una demostración de la vulneración de la libertad de expresión como derecho básico".

Lo ha dicho después de que la JEC diera este lunes 48 horas de plazo al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que ordene la retirada de todas las 'esteladas' y lazos amarillos de edificios públicos para cumplir con la neutralidad política ante las elecciones generales de 28 de abril.

REGRESO DE PUIGDEMONT

Preguntado por el anuncio del expresidente del Govern Carles Puigdemont de que volverá a Catalunya si es eurodiputado al gozar de inmunidad, MaraGall ha destacado que, si se verifica que puede regresar siendo inmune, será "una magnífica noticia para el país", porque es una pieza significativa para el proyecto de emancipación colectiva, según él.

Sobre el hecho de que la consellera Elsa Artadi sea la número dos de la candidatura de Joaquim Forn por JxCat, ha señalado que todavía no ha oído su proyecto pero que estará encantado de hacerlo para "contrastar posiciones que vienen de un proyecto de izquierdas progresista" y otro de centro-derecha, que forma parte también de la sociedad, para después construir unidad de acción.

Se ha mostrado convencido de que ERC puede ganar y ha apostado por romper los muros que definen los espacios unionistas e independentistas, huyendo de una campaña centrada en este aspecto y dirigiéndose a toda la ciudadanía, interpelando a todos los vecinos "sin ningún tipo de autolimitación", incluidos los cercanos a los comuns, al PSC y a la órbita posconvergente, ha citado.

Así lo defenderá ya en la precampaña, para la que cuenta con materiales que ha presentado desde su sede --en la calle Còrsega-- y que interpelan a la ciudadanía sobre lo que es y no es barcelonés y lo que debería responder a este concepto: "Estamos entrando en conversación con la ciudad".

Lo más