COPE

El magistrado del TC Fernando Valdés renuncia tras ser procesado por malos tratos

Valdés fue detenido el pasado 11 de agosto después de que unos testigos alertasen a unos agentes de una fuerte discusión con su mujer

El magistrado del TC Fernando Valdés renuncia tras ser procesado por malos tratos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:06

El magistrado Fernando Valdés ha renunciado a su puesto en el Tribunal Constitucional a consecuencia del procedimiento que tiene abierto en el Tribunal Supremo, que le ha procesado recientemente por un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Fuentes del tribunal de garantías han informado de que Valdés ha presentado este miércoles su renuncia al presidente del TC, Juan José González Rivas, y que éste la ha aceptado.

La renuncia, que se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial del Estado, se ha comunicado también a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, dado que Valdés fue propuesto por la Cámara Baja en 2012, y al magistrado del Supremo Andrés Martínez Arrieta.

Martínez Arrieta es el instructor que ha investigado el episodio por el que Valdés fue detenido el pasado mes de agosto, cuando unos testigos alertaron a unos agentes de una fuerte discusión con su mujer en su domicilio de Majadahonda (Madrid).

Menos de un mes después de abrir causa y tras escuchar una serie de declaraciones, el magistrado del Supremo acordó la semana pasada procesar a Valdés por un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar al ver indicios de criminalidad contra él.

En el auto, contra el que cabe recurso, Martínez Arrieta relató que el 10 de agosto Valdés mantuvo una discusión con su esposa, quien subió al piso superior confiando en que dadas las patologías que sufría el magistrado no le siguiera, pero este subió y la mujer, temiendo por su integridad, gritó "Socorro, auxilio, ayúdenme por favor".

Valdés, al percibir que los gritos eran oídos por personas que estaban en un parque público cercano, cerró la ventana, corrió las cortinas y continuó la discusión.

"Desde el exterior, los viandantes percibieron movimientos bruscos y golpes, que determinaron una lesión, no diagnosticada, en el dorso de la mano derecha de la mujer", añadía el auto.

Las versiones de Valdés y su mujer contradicen ese relato. Ambos negaron cualquier agresión física o psíquica, una tesis que también apoyó su hija, que exculpó a su padre.

Valdés está procesado por un delito del artículo 153 del Código Penal, que castiga con seis meses a un año de prisión o trabajos a la comunidad a quien "por cualquier medio o procedimiento causare a otro menoscabo psíquico" o una lesión, o "golpeare o maltratare de obra a otro sin causarle lesión, cuando la ofendida sea o haya sido esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia".

En principio, precisan a Efe fuentes jurídicas, la salida del Valdés -cuyo puesto era uno de los cuatro que estaba pendiente de renovación- implica que el tribunal trabajará con once magistrados, de forma que pierde apoyos el considerado sector progresista del TC, al que pertenecía este magistrado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo