COPE

La madre de la víctima de Vinaròs (Castellón): "Mi hija me dijo que su muerte vendría de manos de él"

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:04

La madre de la joven cuya pareja está acusado de matarla en Vinaròs (Castellón), descuartizar el cadáver y enterrar los restos mortales en una fosa en Ulldecona (Tarragona) en 2019 ha asegurado este lunes durante la primera sesión del juicio con jurado que ha empezado en la Audiencia de Castellón que estaba "preocupada" porque su hija "tenía miedo" y que en las últimas conversaciones que mantuvieron antes de los hechos le dijo que su muerte vendría de manos del procesado.

Ha explicado que, aunque en ese momento no se tomó en serio las palabras de su hija, cuando le informaron de la desaparición, sus pensamientos se dirigieron hacia el acusado.

El fiscal y la acusación particular solicitan 25 años de prisión para el acusado por un delito de asesinato, mientras que la defensa pide su libre absolución. El letrado de la defensa ha solicitado al inicio de la sesión la suspensión del juicio tras renunciar su cliente a él con el fin de que se le pudiera designar otro abogado, término que también ha corroborado el propio procesado, el cual ha indicado que ya no confiaba en su actual defensor.

No obstante, tras escuchar a las partes, el magistrado-presidente ha denegado dicha petición, asegurando que la entendía como una "maniobra dilatoria" por la forma en que se ha producido. Así mismo, ha rechazado que el acusado pudiera declarar el último lugar, tal y como también ha pedido su abogado.

El acusado se ha acogido a su derecho a no declarar, aunque su abogado con anterioridad ha apuntado que no existe ningún elemento directo que pueda probar que su cliente mató a su compañera sentimental. Así mismo, ha explicado a los miembros del jurado que el acusado se encontró a la mujer muerta y le entró un "miedo insuperable".

DIJO QUE SE HABÍA IDO A ALEMANIA

Los testigos que han declarado en el juicio han coincidido en que, cuando la mujer desapareció, el acusado les indicó que, tras una discusión entre ambos, ella se había marchado a Alemania. El padrastro del procesado, que ha negado que él cooperase para descuartizar el cuerpo de la mujer, trasladarlo y enterrarlo, ha subrayado que el acusado era "tranquilo" y no le creía capaz de matar a su novia.

Una amiga íntima de la víctima ha declarado que presenció un episodio de violencia por parte del acusado hacia su novia un día en que esta le pidió las llaves y, tras bajarse del coche este, le dio un empujón que provocó que ella cayese al suelo. Además, ha relatado que su amiga le dijo que el acusado la había mantenido secuestrada durante una semana porque ella quería irse a Alemania y él no se lo permitía.

Por su parte, la hermana de la víctima ha señalado que el acusado no dejaba a su compañera sentimental hablar con su familia e, incluso, tenía que esconderse para hablar con su madre. Así mismo, ha indicado que cuando su hermana desapareció, ella le comunicó al acusado su intención de venir a España para presentar una denuncia y que pidió a la Guardia Civil que investigaran.

Durante la primera sesión del juicio también han prestado declaración las dos parejas que cenaron junto al acusado y a la víctima el día de los hechos. Una de estas ha señalado que le pidieron al procesado que denunciara la desaparición de la víctima, por lo que fueron los tres a denunciar. Además, uno de estos testigos ha indicado que preguntó al acusado si le había hecho algo a su compañera sentimental "porque algo no era normal", según ha dicho.

Finalmente, ha declarado una mujer que ha asegurado que conoció al acusado la misma noche de los hechos, se intercambiaron los teléfonos y al día siguiente él le envió un mensaje para ver cómo había ido la noche. Un mes después, según ha dicho, quedaron ambos porque él le volvió a escribir y mantuvieron relaciones sexuales. El juicio continuará este martes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo