Boletín

ELECCIONES GENERALES (Previsión)

Los partidos piden elecciones ya a la espera de que Sánchez decida el viernes

El fracaso del Gobierno con la devolución de los presupuestos marca un punto de no retorno en la legislatura y los partidos exigen ya elecciones generales, a la espera de que el presidente, Pedro Sánchez, decida el viernes si las convoca o no.,El final del debate presupuestario se ha convertido en el pistoletazo de salida de una precampaña que se alargará lo que decida Sánchez, el único con potestad para convocar los comicios.,Moncloa ha anunciado ya que

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:50

Patricia de Arce.

El fracaso del Gobierno con la devolución de los presupuestos marca un punto de no retorno en la legislatura y los partidos exigen ya elecciones generales, a la espera de que el presidente, Pedro Sánchez, decida el viernes si las convoca o no.

El final del debate presupuestario se ha convertido en el pistoletazo de salida de una precampaña que se alargará lo que decida Sánchez, el único con potestad para convocar los comicios.

Moncloa ha anunciado ya que será el viernes, después del Consejo de Ministros, cuando se dé a conocer la decisión del presidente.

Mientras, todo siguen siendo especulaciones y, aunque en los últimos días ha ganado fuerza la posibilidad de unas generales en abril, antes de las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo, Sánchez aún puede optar por celebrar un superdomingo ese día o por otras posibilidades, como someterse a una cuestión de confianza.

Con semblante serio y sin hacer valoración alguna ante los medios de comunicación, ha abandonado el jefe del Ejecutivo el Congreso este mediodía, tras ver cómo el pleno tumbaba sus presupuestos.

Ha sido su ministra de Hacienda y la portavoz del Ejecutivo en este debate, María Jesús Montero, la encargada de analizar la situación y, una vez más, ha asegurado, como hizo ayer, que la intención del Ejecutivo es seguir trabajando.

Incluso ha dicho que el Ejecutivo culminará tareas pendientes. "Los ciudadanos deben tomar buena nota, y el Gobierno seguirá trabajando para frenar esta derecha que dice no a la subida del salario mínimo, no al mejor acceso a la vivienda y no a abaratar la factura de la luz", ha puntualizado al referirse a proyectos actualmente en tramitación.

Y mientras Montero hablaba de seguir trabajando, otros ministros insistían en que sólo el presidente puede y debe decidir cuáles son los pasos a partir de ahora.

En breve habrá noticias, adelantaba por una parte el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, mientras la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa, advertía de que el presidente "medita todo".

En definitiva, que son varios los supuestos que maneja Sánchez antes de decidir.

Aunque del otro lado la mayoría de los partidos de la oposición sólo plantean una posibilidad, la convocatoria inmediata de elecciones. Algo en lo que están de acuerdo ya no solo PP y Ciudadanos: también Podemos ve las elecciones como algo inevitable.

El líder del PP, Pablo Casado, considera "inaplazable" la convocatoria electoral y ha comenzado a lanzar sus mensajes de campaña. Para empezar ha recalcado su intención de repetir una alianza como la andaluza y apuesta por formar un "frente común" con Ciudadanos y Vox para hacer frente al separatismo y al populismo.

Y Albert Rivera, que un día más lanzaba sus reproches al bipartidismo, no ha querido sin embargo poner líneas rojas a posibles pactos poselectorales, incluido el PSOE.

Aunque sí ha repetido, una y otra vez, que "hay que echar a Sánchez de la Moncloa".

Irene Montero ha pedido hasta el final el apoyo a estos presupuestos que Podemos hace suyos. Pero también la portavoz de la formación morada ha tenido que admitir que al presidente "no le queda más remedio" que convocar elecciones.

Y si Sánchez optase finalmente por no hacerlo, por esperar un tiempo antes de ir a las urnas, en la dirección de Podemos ya han dejado claro que no se lo pondrán fácil y no le aprobarán sin más los decretos que presente.

Sea como sea lo que está claro y recuerdan también desde Podemos es que tras la votación de hoy ha quedado rota la mayoría de la moción de censura que llevó a Sánchez a la Moncloa.

Si finalmente Sánchez anuncia el viernes que adelanta los comicios, veinticuatro horas después tendrá ya su primer gran acto de precampaña. Será en Andalucía, la comunidad donde las derechas se han aliado para echar del Gobierno a los socialistas. Y será junto a su eterna enemiga interna en el PSOE, Susana Díaz.

Un acto cargado de simbolismo en todos los sentidos, que servirá a Sánchez para pedir la movilización de sus votantes y evitar que pueda repetirse en España un pacto como el andaluz.

Pero servirá también para que el presidente recuerde la foto que ha dejado hoy el fracaso presupuestario, la de las derechas y el independentismo votando contra él. Ese será su mantra de una campaña que solo Sánchez puede decidir cuándo empieza.

Lo más