Los demócratas acusan a Trump en el 'impeachment' de "engañar y trabajar para ocultarlo" y le llaman "dictador"

Los demócratas acusan a Trump en el impeachment de engañar y trabajar para ocultarlo y le llaman dictador

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 06:33

Los congresistas demócratas o 'managers' designados por la Cámara de Representantes de Estados Unidos para ejercer la acusación en el juicio político ('impeachment') contra el presidente norteamericano, Donald Trump, le han acusado este viernes de "engañar y trabajar duro para ocultarlo" y le han llamado "dictador".

Así se han expresado durante la cuarta sesión del juicio político, en la que los 'fiscales' demócratas han presentado sus alegaciones por tercer y último día. Se espera que a partir de este sábado sea el equipo legal de Trump el que presente sus argumentos, también durante 24 horas repartidas en tres días.

El congresista demócrata Hakeem Jeffries ha asegurado que "hay un desastre tóxico en el número 1.600 de la Avenida de Pensilvania (la dirección de la Casa Blanca) y humildemente sugiero que nuestro trabajo colectivo en nombre del pueblo estadounidense sea limpiarlo".

"El presidente Trump trató de engañar. Lo atraparon y luego trabajó duro para ocultarlo", ha zanjado el congresista por Nueva York.

Por su parte, el 'fiscal' Jerry Nadler, jefe de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, ha llamado "dictador" al presidente norteamericano y ha precisado que "quiere ser todopoderoso", según ha recogido la cadena de televisión CNN.

"Si no es destituido de su cargo, si se le permite desafiar al Congreso por completo, categóricamente, decir que las citaciones del Congreso en la investigación de juicio político no tienen sentido, entonces habremos perdido, la Cámara de Representantes habrá perdido y el Senado ciertamente habrá perdido todo el poder para responsabilizar a cualquier presidente", ha avisado Nadler.

Por otro lado, el congresista Adam Schiff, el jefe de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes estadounidense, ha reiterado la petición de "juicio justo", aludiendo a la reticencia republicana a permitir la declaración de testigos y la aportación de documentos en el marco del 'impeachment'.

"Denle a Estados Unidos un juicio justo", ha pedido Schiff, que ha añadido que "esto no es una multa de aparcamiento". "No hay un caso de robo en una tienda. Es una cuestión de crímenes mayores y delitos menores", ha zanjado. "Justo para el presidente y justo para el pueblo estadounidense", ha agregado.

Asimismo, Schiff se ha referido al equipo legal de Trump y ha dicho que anticipa que argüirán que la llamada del presidente estadounidense a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, del 25 de julio fue "perfecta", algo que Trump ha repetido frecuentemente.

"Escucharán que la llamada fue perfecta. La llamada fue perfecta", ha continuado el 'fiscal' que, sin embargo, ha justificado que los abogados así lo defenderán "porque el presidente insiste en que lo hagan".

"No creo que realmente quieran tener que hacer ese argumento (...) pero tienen un cliente que representar y por eso harán el argumento de la llamada fue perfecta", ha dicho, al tiempo que ha mencionado el rechazo de Trump a la hipótesis del 'quid pro quo' o intercambio de favores que, según sostienen los demócratas, sí existió con Ucrania para forzar a Kiev a impulsar una investigación sobre Hunter Biden, el hijo del exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden.

PRESENTACIÓN DE TESTIGOS Y DOCUMENTOS

En este sentido se ha expresado también la 'fiscal' Val Demings, que ha afeado a Trump la orden que dio a los actuales y antiguos empleados de la Casa Blanca de que no colaboraran con los demócratas en cuanto a proporcionar testimonios y documentos en el marco del 'impeachment'.

"Siguiendo las órdenes del presidente Trump, la Oficina del Vicepresidente, la Oficina de Administración y Presupuesto, el Departamento de Estado, el Departamento de Energía y el Departamento de Defensa se han negado a proporcionar un solo documento o registro en respuesta a 71 solicitudes específicas, incluidas cinco citaciones", ha criticado la congresista.

Además, el líder de la minoría demócrata en el Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer, ha vuelto a pedir este viernes a los republicanos que voten con los demócratas a favor de la presentación de testigos y documentos en el juicio político.

La reticencia de los senadores republicanos a permitir la declaración de diversos testigos en el marco del juicio político, así como la aportación de documentos, está marcando el proceso contra Trump.

Schumer introdujo una serie de enmiendas al reglamento propuesto por el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, para conseguir citar testigos y aportar documentos en el proceso. Todas fueron rechazadas.

Al menos 51 senadores, una mayoría simple, deben votar a favor de citar testigos y aportar documentos. Por lo tanto, cuatro senadores republicanos tendrían que unirse a los 47 demócratas para que la moción fuera aprobada.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, ha expresado este viernes que la Administración del presidente espera que el juicio político finalice a finales de la próxima semana.

Asimismo, Trump se ha quejado este viernes de la fecha de inicio de las alegaciones de su equipo legal. "Parece que mis abogados serán forzados a empezar en sábado, lo que se llama un valle de la muerte en televisión", ha indicado a través de su cuenta de Twitter.

El equipo legal de Trump se ha reunido en la Casa Blanca todos los días desde que comenzó el juicio. Mientras el presidente ha visitado el Foro Económico Mundial en Davos, ha sido informado telefónicamente. Sin embargo, ahora que está de vuelta, participa directamente en las reuniones.

EL CASO CONTRA TRUMP

El juicio político está presidido por el presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, y los siete diputados designados por la Cámara de Representantes ejercerán de 'fiscales' de un proceso en el que todos los senadores deben actuar como jurado, independientemente del partido en el que militen.

El proceso de 'impeachment' abarca la investigación y votación en la Cámara de Representantes, donde Trump fue oficialmente reprobado en diciembre, convirtiéndose así en el tercer mandatario estadounidense censurado, y el juicio político en la Cámara Alta, en el que, hasta la fecha, ningún mandatario ha llegado a ser destituido.

El proceso comenzó a raíz de una denuncia presentada por un oficial de Inteligencia que consideró que la llamada que realizó Trump a Zelenski el 25 de julio fue un intento de presionarle para obligarle a abrir una investigación sobre los Biden, paralizando hasta entonces la entrega de más de 300 millones de dólares de ayuda militar a Kiev y aplazando la invitación para una reunión en la Casa Blanca.

Trump mantiene que es víctima de una "caza de brujas" y que su llamada fue "perfecta", a pesar de las contradicciones que se han observado en el Gobierno desde la denuncia del funcionario anónimo por la supuesta campaña de presión a Ucrania.

En directo2

El Partidazo de COPE

Con Joseba Larrañaga

Reproducir

El Partidazo de COPE

Con Joseba Larrañaga

Escuchar