COPE

PARTIDOS PP (Resumen)

Los adversarios del PP cuestionan el gesto de Casado de cambiar de sede

Los adversarios políticos del PP, desde el PSOE a Unidas Podemos, e incluso Ciudadanos, su socio en varios gobiernos regionales y locales, han cuestionado este miércoles la decisión de Pablo Casado de cambiar la sede del PP al dudar del alcance de este gesto simbólico para combatir la corrupción. ,El anuncio que el líder de la oposición hizo ayer a los dirigentes y barones de su partido, en el marco del Comité Ejecutivo del PP que analizaba el mal resultado en Cataluña, ha

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18 feb 2021

Los adversarios políticos del PP, desde el PSOE a Unidas Podemos, e incluso Ciudadanos, su socio en varios gobiernos regionales y locales, han cuestionado este miércoles la decisión de Pablo Casado de cambiar la sede del PP al dudar del alcance de este gesto simbólico para combatir la corrupción.

El anuncio que el líder de la oposición hizo ayer a los dirigentes y barones de su partido, en el marco del Comité Ejecutivo del PP que analizaba el mal resultado en Cataluña, ha llegado este miércoles al Congreso de los Diputados.

"Aquello de aunque la mona se vista de seda ... procuren que no se quede mona", ha señalado la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que ha criticado que lo único que ha hecho el PP tras ser "desalojados del Gobierno por corrupción" y perder 17 elecciones sea "cambiarse de piso".

También el vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha censurado la medida. "Entiendo -ha dicho- que ustedes se cambien de sede, pero lo que los ciudadanos desearían simplemente es que ustedes dejaran de robar".

En Ciudadanos, su líder, Inés Arrimadas, ya marcó ayer distancias con el PP al señalar que su partido no tiene que salir de una sede "para que no se acuerde la gente de la corrupción". Este miércoles la vicealcaldesa de Madrid y dirigente naranja, Begoña Villacís, ha señalado que cambiar de sede "no significa una renuncia a las responsabilidades".

"Cuando se hereda un partido no se hereda a beneficio de inventario; no puedes decir con qué te quedas y a qué renuncias", ha lanzado Villacís, número dos en el Ayuntamiento de Madrid del portavoz nacional del PP y alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Calvo e Iglesias han subrayado además el mal resultado del PPC en Cataluña, donde los 'populares' marcaron un nuevo suelo electoral con tres diputados, no lograron beneficiarse de la caída de Cs y fueron doblados en votos y triplicados en escaños por Vox.

Sánchez ha pedido a Casado que elija entre ser una oposición útil o el "camino de perdición" por acomplejarse ante Vox evidenciado el 14-F; Calvo ha aconsejado a los 'populares' que se compren un "centrómetro" e Iglesias los ha tildado de "pagafantas de Vox".

Casado, que ayer achacó su batacazo electoral a los ataques del PSOE por un supuesto pacto entre la Fiscalía y el extesorero del PP Luis Bárcenas, ha restado importancia al sorpasso porque Sánchez también lo sufrió en Galicia o Madrid.

Entre tanto, el PP aún no tiene nueva ubicación, un encargo que Casado ha encomendado a su número dos, Teodoro García Egea, que busca casa para el partido en la almendra central madrileña. Tampoco saben los 'populares' si alquilarán o venderán su edificio.

La mudanza requiere de un acuerdo de la Junta Nacional del PP, el mayor órgano entre congresos, puesto que la sede está fijada en los estatutos, aunque desde Génova, todavía el homónimo de la dirección, señalan que el paso por este órgano es un mero trámite.

Además, esa ruptura simbólica de Casado con el contenedor del pasado 'popular' ha seguido generando este miércoles reacciones entre los dirigentes de su partido.

El líder del PP gallego Alberto Núñez Feijóo, figura clave en el ala más moderada del PP, lo ha circunscrito a una cuestión "de intendencia" y ha abogado por acometer un "buen diagnóstico" de los malos resultados en Cataluña para "buscar alternativas y estrategias para mejorar".

El presidente de la Junta de Andalucía y del PP andaluz, Juanma Moreno, se ha limitado a señalar que es una decisión de la dirección nacional que respeta.

En una línea similar se expresó ayer el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que atribuyó el traslado a las "atribuciones" del presidente del PP y también reclamó un "análisis en profundidad" de lo ocurrido en Cataluña.

Una reflexión y una autocrítica que ya se hicieron en el Comité Ejecutivo a juicio del portavoz nacional del PP, que ha destacado que además se propusieron medidas.

Como Casado, que en primarias defendió que el PP tenía un problema de "fondo" que no era "la sede, ni un logotipo, ni un himno, ni un nombre", y que para "reconectar" con electorado no se trataba de cambiar de edificio, Almeida se ha enfrentado este miércoles a su propia hemeroteca.

El portavoz del PP decía en septiembre que no entendía por qué el PP tenía que dejar Génova, pero ahora cree que esta medida manda un mensaje contundente a la ciudadanía acerca de la "tolerancia cero" del PP con la corrupción y "también es importante el simbolismo en política".

Otros dirigentes del PP afines a Casado han defendido su traslado, es el caso de Pablo Montesinos o del presidente murciano Fernando López Miras, que ve acertada la decisión porque "el futuro de todos no puede verse lastrado por los actos de unos pocos". EFE

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo