Lluís Companys, el independentista que fue condenado y amnistiado

El presidente catalán fue condenado por rebelión por declarar la independencia y amnistiado por el Frente Popular

Lluís Companys, el independentista que fue condenado y amnistiado

 

COPE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 16:36

El 6 de octubre de 1934, Companys se dirigía a las miles de personas que abarrotaban la plaza de la República de Barcelona para constituir el Estado Catalán de la República Federal Española.

“En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las funciones del poder de Cataluña, proclamando el Estado Catalán de la República Federal Española.”, estas fueron las palabras que dirigió el presidente catalán a las miles de personas que allí se concentraban. Por este hecho, Companys y su ejecutivo fueron detenidos, juzgados y encarcelados por un delito de rebelión militar.

El juicio despertó un gran revuelo mediático y político por la gran importancia de los imputados, políticos que habían dirigido la Generalitat de Catalunya y que disfrutaban de un notable apoyo social. Supuso una prueba de fuego para la Segunda República, que se había declarado apenas 4 años antes.

La sentencia del Tribunal Constitucional republicano condenaba a los acusados por un delito de rebelión militar, como pedía la fiscalía. Aunque no utilizaron armas contra el Ejército, los condenados se habían sublevado contra la Constitución, intentando modificarla por la fuerza de manera ilegal.

Lluís Companys fue trasladado al penal del Puerto de Santa María para cumplir condena en 1935. Poco después, se disolvieron las cámaras, y los partidos de izquierdas incluyeron en su programa electoral la amnistía de todos los condenados por la rebelión catalana y también por la revolución de Asturias. 

Companys y sus compañeros salieron en libertad y recuperaron el Govern de la Generalitat. Después de la Guerra, Companys se exilió en Francia, pero fue detenido por las autoridades nazis, que lo entregaron al Gobierno franquista. 

Le sometieron a un Consejo de guerra y le condenaron de nuevo por rebelión militar. Fue fusilado en octubre de 1940.

Lo más