COPE

INVESTIGACIÓN PLANTAS

Las plantas de cultivo pueden adaptarse a crecer en condiciones de sombra

Una investigación del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IMBCP), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Politècnica de València (UPV), ha revelado que las plantas de cultivo pueden adaptarse a crecer en condiciones de sombra.,Según ha informado la universidad valenciana, el estudio, realizado en colaboración con el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG) de Barcelona, ha descubierto que las plant

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:17

Una investigación del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IMBCP), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Politècnica de València (UPV), ha revelado que las plantas de cultivo pueden adaptarse a crecer en condiciones de sombra.

Según ha informado la universidad valenciana, el estudio, realizado en colaboración con el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG) de Barcelona, ha descubierto que las plantas que evitan la sombra y prefieren espacios abiertos, como la mayoría de cultivos, se anticipan a la falta de luz y modifican su crecimiento para aclimatarse y prosperar.

Así, tras detectar la cercanía de vegetación, algunas plantas son capaces de anticiparse a condiciones de sombra en su entorno y modificar su estructura y crecimiento para prosperar con menos luz, han explicado desde la universidad valenciana, desde donde han expuesto que el estudio permitirá optimizar cultivos en invernaderos.

Según han explicado desde la UPV, los investigadores observaron que la caída en los niveles de pigmentos fotosintéticos de las plantas es parte de un mecanismo que les permite adaptarse para vivir con menos luz.

Las plantas usan la luz del sol para transformar el dióxido de carbono atmosférico en alimento mediante la fotosíntesis, por lo que a menudo unas plantas compiten con otras por el acceso a esta vital fuente de energía. En bosques o en campos de cultivo con alta densidad de siembra es frecuente que algunas plantas sombreen a otras y restrinjan la cantidad de luz que llegue hasta ellas.

Dado que menos luz implica menos energía, la evolución ha dotado a las plantas de mecanismos para detectar la cercanía de otras plantas potenciales competidoras por la luz antes incluso de que les hagan sombra, y responder adecuadamente.

Estos cambios en la calidad de la luz son la señal que otras plantas reconocen como generada por la cercanía de plantas vecinas (y por tanto de competición por recursos) y utilizan para desencadenar una serie de respuestas conocidas como el síndrome de huida de la sombra (SAS, de sus siglas en inglés).

La respuesta más estudiada a este síndrome es el alargamiento del tallo de la planta, que le permite crecer más que las plantas vecinas y llegar antes a la luz, aunque el SAS también causa una disminución en los niveles de clorofilas y otros pigmentos originados en la fotosíntesis, pero hasta ahora se desconocía cual era la razón de esta respuesta.

En el estudio, los investigadores del IBMCP Jaume Martínez García y Manuel Rodríguez Concepción estudiaron la respuesta a cambios en la calidad y la cantidad de luz de distintas especies de las Brasicáceas, familia que incluye importantes cultivos como col, coliflor, brócoli, colza, rábano o mostaza.

Así, clasificaron las especies en dos grupos: las que evitan la sombra y las que la toleran: mientras las primeras crecieron mejor en intensidades altas de luz y se alargaron mucho al percibir la señal de proximidad vegetal, las tolerantes a sombra, sin embargo, casi no se alargaron con esta señal y estaban mejor adaptadas a vivir con poca luz.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar