CRISIS CATALUÑA

Juez de Cornellà pide a Supremo que Lamela investigue a cúpula Mossos por 1-O

Un juez de Cornellà (Barcelona) ha planteado una cuestión de competencia ante el Tribunal Supremo para que la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela asuma la causa en la que le planteó que imputara por el 1-O a la cúpula de los Mossos d'Esquadra, con su actual jefe, Ferran López, al frente.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:07

Un juez de Cornellà (Barcelona) ha planteado una cuestión de competencia ante el Tribunal Supremo para que la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela asuma la causa en la que le planteó que imputara por el 1-O a la cúpula de los Mossos d'Esquadra, con su actual jefe, Ferran López, al frente.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, el titular del juzgado de instrucción número 3 de Cornellà plantea al Supremo una cuestión de competencia para que el alto tribunal acuerde de forma urgente que la causa de la que se inhibió en marzo pasado sea asumida por Lamela, que mantiene investigado por sedición al mayor Josep Lluis Trapero en un proceso paralelo.

El juez de Cornellà, que investigaba la actuación de la policía catalana el 1-O en esta localidad barcelonesa, se inhibió en favor de Lamela el pasado mes de marzo, en un escrito en el que subrayaba que existían indicios de criminalidad respecto a siete altos mandos de los Mossos, entre ellos Ferran Lopez, que sustituyó a Trapero tras su destitución al aplicarse el artículo 155 de la Constitución.

Además, el juez de Cornellà veía indicios de criminalidad en la actuación del comisario superior de coordinación central, Joan Carles Molinero, el comisario jefe de la Comisaría de Planificación de Seguridad, Emili Quevedo, así como el comisario de la jefatura Xavier Gàmez, uno de los más estrechos colaboradores de Trapero, entre otros.

No obstante, Lamela, que mantiene imputado a Trapero por dos delitos de sedición, rechazó el pasado mes de abril la inhibición que le planteó el juez de Cornellà y descartó quedarse con su investigación, alegando que no existen motivos que aconsejen que los dos procedimientos sean juzgados en una única causa.

En el auto dirigido al Supremo, el juez de Cornellà expresa su discrepancia con la decisión adoptada por Lamela, ya que entiende que tanto Trapero como los otros siete mandos forman parte de la cúpula que "decidió y ejecutó" cómo tenían que actuar todos los demás miembros de la policía autonómica el 1-O.

"La actividad examinada no lo es de unos simples agentes de base, ni siquiera mandos intermedios, sino directamente de la cúpula, de la 'prefectura', de los jefes de los Mossos d'Esquadra que los días anteriores al 1-O y ese mismo día tuvieron la más alta dirección y capacidad de decisión, efectivamente ejercida, sobre la detallada actuación del entero cuerpo", indica el juez.

El magistrado resalta que el propio comisario Ferran López reconoció en un escrito aportado a su causa el pasado 23 de marzo que los miembros que redactaron y decidieron el contenido de las "pautas de actuación" sobre el 1-O fueron los siete identificados y el propio Trapero.

"Estas pautas no pueden desmarcarse de la más alta jefatura de los Mossos d'Esquadra, que se ejerció de forma conjunta por los ocho identificados desde la sede central de Sabadell (el complejo central Egara, donde se ubica la cúpula de la policía catalana)", indica el magistrado de Cornellà.

"Es cierto que no todos los agentes y mandos son competencia de la Audiencia Nacional, pero sí lo son los más altos jefes de la central de Sabadell, que son los únicos identificados en esta concreta causa, junto con Trapero", insiste el magistrado.

El juez también rechaza el argumento de Lamela de que si la magistrada de la Audiencia Nacional asumiera la causa se podría crear un macroproceso, ya que sostiene que únicamente se han identificado a siete mandos superiores del complejo Egara, donde se ubica la cúpula de los Mossos d'Esquadra.

Lo más