El juez archiva la causa de las grabaciones de Corinna sobre Don Juan Carlos

Entiende que no hay indicios de delito de descubrimiento y revelación de secretos y cohecho

La Fiscalía exime al Rey Juan Carlos de los hechos revelados por Corinna

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:38

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea ha archivado, siguiendo el criterio de la Fiscalía, la pieza del caso Tándem sobre las revelaciones de la amiga de Juan Carlos I Corinna zu Sayn-Wittgenstein en una conversación con el excomisario José Villarejo en la que implicaba al rey.

El magistrado ha tomado esta decisión al entender que no hay indicios de delito de descubrimiento y revelación de secretos y cohecho respecto a Villarejo, que era el único investigado en esta pieza denominada Carol. Sobre los hechos que Corinna atribuye al rey emérito, De Egea dice que solo existe el relato que hace esta amiga del monarca y que en los documentos analizados no hay ningún dato que justifique esas manifestaciones.

Según relata el juez, en la conversación, que se produjo en 2015 la casa de Corinna en Londres, "aquella señora pone de manifiesto unos actos que supuestamente había llevado a cabo don Juan Carlos I, siendo Rey de España, aproximadamente entre los años 2009 a 2012", y tanto en ese periodo como cuando se produjo la conversación el monarca estaba amparado por la inviolabilidad. Concretamente, Corinna habla en la grabación, incautada al socio de Villarejo Rafael Redondo, de un terreno en Marruecos a su nombre que atribuye al rey, de cuentas en Suiza que habría tenido el monarca y de comisiones que don Juan Carlos supuestamente percibió por el contrato del AVE en Arabia Saudí adjudicado en 2011 a empresas españolas.

Para el magistrado, la única base de los hechos que se imputan al rey emérito es el relato que hace Corinna y recuerda que para usar la declaración de un testigo como prueba de cargo ésta debe ser verosímil y persistirse en la incriminación. De Egea cree que no se sostiene su verosimilitud porque no se ha encontrado ningún dato que justifique sus afirmaciones, ni tampoco la propia Corinna -que no ha sido citada a declarar- ha aportado ningún documento que las pueda fundamentar. También destaca los datos sobre la titularidad de cuentas del rey emérito que ha aportado al juzgado la Unidad Antifraude de la Agencia Tributaria, que no respaldarían un posible delito.

En cuanto a la persistencia de la acusación, el magistrado recuerda que Corinna nunca denunció las supuestas irregularidades y que la grabación no se conoció hasta tres años después de que se produjera, cuando el pasado 11 de julio la publicaron dos digitales. Respecto al terreno en Marruecos, De Egea afirma que Corinna no ha aportado ninguna prueba que ampare sus acusaciones y en la conversación no relata "de forma detallada, concreta y concisa" cuáles fueron los actos por los que fue supuestamente utilizada como testaferro. Por ello, no ve "la existencia de actos de ocultación, transmisión o transformación del patrimonio obtenido merced a ninguna defraudación". Añade que si Corinna recibió dinero o bienes del monarca pudo haber sido "de mutuo acuerdo en base a su relación de amistad", y destaca que la amiga del rey emérito vivía en Mónaco, "país con importantes beneficios y exenciones fiscales".

También analiza si se pudo producir un delito de descubrimiento y revelación de secretos por la filtración de la conversación a los medios y concluye que se desconoce si la grabó Villarejo y que es una charla "distendida" entre personas que hablan "de forma voluntaria y sin que exista ningún tipo de presión". Según De Egea, Corinna relata a Villarejo una serie de hechos porque éste le dijo que acudía como "hombre de Estado al servicio de los intereses generales de España". Sin embargo, destaca que el director del CNI, Féliz Sanx Roldán, desmontó el pasado 25 de julio su versión cuando negó en el Congreso que el excomisario viajara a Londres bajo el blindaje institucional del centro de inteligencia español. Tampoco cree el juez que fuera Villarejo quien filtrara los audios porque lleva en prisión provisional desde noviembre de 2017.

En su informe pidiendo el archivo de la pieza, la Fiscalía afirmaba que se tendría que investigar aparte, por un delito de cohecho, un asunto del que también se habla en la conversación y que no atañe a don Juan Carlos. Se trata de un posible encargo a Villarejo sobre un ciudadano británico, relacionado con un terreno en España que tendría problemas con Hacienda, pero el juez resuelve en el auto que no existió ese delito. Lo argumenta afirmando que en el audio no se concretan esos problemas con Hacienda y Villarejo "en ningún momento" acepta el encargo, sino que únicamente facilita a Corinna un "abogado de confianza para que la representara en España".

Además de acordar el archivo de la causa, De Egea acuerda remitir a Anticorrupción la documentación que se le incautó a Redondo. La Fiscalía había solicitado al juez dicha información para poder valorar si procede presentar una querella por delitos de corrupción en las transacciones internacionales y cohecho respecto a las supuestas comisiones del AVE a La Meca, un asunto sobre el que el juez no se pronuncia en el auto. Una subcarpeta que se encontró en los archivos informáticos de Redondo, denominada "Scorpy", ahora pasará a la pieza principal por orden del juez para "investigar la presunta operación de blanqueo" en "la compraventa de terrenos en la República Dominicana". 

Lo más