Boletín

JUICIO PROCÉS

Jornada 15: El regreso del "tal Toni" y la publicidad que nunca se facturó

Varios testigos han declarado hoy en una jornada en la que ha vuelto a salir el nombre de "Toni" como la persona que encargó trabajos de publicidad para el referéndum, y en la que un proveedor ha dicho que, según le comunicaron, sería la Administración catalana quien pagaría "miles de carteles".,LA FRASE DEL DÍA: "Me dijo que la factura debían girarla a la Generalitat", ha señalado un comercial de una imprenta que realizó trabajos para el 1-O en relación a un encargo de ca

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:59

Varios testigos han declarado hoy en una jornada en la que ha vuelto a salir el nombre de "Toni" como la persona que encargó trabajos de publicidad para el referéndum, y en la que un proveedor ha dicho que, según le comunicaron, sería la Administración catalana quien pagaría "miles de carteles".

LA FRASE DEL DÍA: "Me dijo que la factura debían girarla a la Generalitat", ha señalado un comercial de una imprenta que realizó trabajos para el 1-O en relación a un encargo de carteles por el que comenzó preguntando Òmnium Cultural: "Me llamó pidiéndome un presupuesto de un material, muy urgente y era un volumen considerable (...) Me dijo que era relacionado con el referéndum, me cantó por teléfono las cantidades; eran carteles, dípticos".

LA IMAGEN DEL DÍA: La de varios trabajadores (una responsable de recursos humanos, un comercial...) que, como ha ocurrido en jornadas anteriores, han venido al Tribunal Supremo a declarar en un juicio como testigos por unos encargos que un día llegaron a su empresa en relación con el referéndum del 1 de octubre.

Una imagen que contrasta con la de los políticos de primera plana y altos cargos policiales que comparecieron hace unas semanas en el juicio, pero cuya declaración no está carente de valor, pues puede servir para esclarecer si la Generalitat destinó o no dinero público para financiar el 1-O.

EL PROTAGONISTA: "Un tal Toni". Su nombre ya sonó ayer como el intermediario que presuntamente llamó a un directivo de Unipost para poner en marcha la distribución de miles de cartas del 1-O.

Hoy ha vuelto a aparecer, esta vez como la persona que presuntamente llamó a un diseñador gráfico, el coordinador local de ERC en Badalona Enric Vidal, para pedirle que redimensionase los tamaños de los carteles y hablase con las imprentas para imprimirlos.

Pero en esta ocasión por primera vez ese Toni ha sido relacionado por un testigo con Antoni Molons, exsecretario de difusión de la Generalitat y ahora secretario de Comunicación. "Supuse que era él", ha dicho el testigo, que no lo ha podido asegurar pese a que se reunieron en un hotel: "Veo a muchas personas", ha dicho. "Ves a un señor que no se si lo detienen o no se y supones que él", ha añadido.

LA ANÉCDOTA: Se ha producido en la primera parte de la jornada (que apenas ha durado veinte minutos), cuando la letrada Judith Gené ha explicado una serie de circunstancias que podrían impedir que Amadeu Altajaf, exdelegado de la Generalitat ante la Unión Europea, declarase mañana como testigo, dado que recibió la notificación ayer en un domicilio en el que ya no reside.

La letrada ha preguntado si habría alguna posibilidad de que declarase por videoconferencia y evitar así que se traslade desde Bélgica, donde vive actualmente.

El juez Manuel Marchena le ha transmitido que el tribunal intentará articular una solución, aunque "lo que no puede esperar del tribunal es que le diga al testigo que no venga". Una afirmación que ha dado lugar a una duda de la abogada: "¿Y entonces que le digo al señor Altafaj?" "Lo que usted considere oportuno", le ha dicho un Marchena sonriente generando una situación algo cómica en el juicio.

Finalmente, Altafaj no tendrá que venir al haber comunicado por escrito que no declarará por estar investigado en otro juzgado.

AGENDA: El juicio continúa mañana a las 10.00 horas con las declaraciones del responsable del Diplocat, Alberto Royo, el director del Centro de Estudios Estratégicos de La Haya, Paul Sinning, y Helena Catt, la portavoz del equipo de expertos electorales internacionales contratados por la Generalitat como observadores del 1-O.

Lo más