Boletín

Italia frena la entrada de un barco con migrantes en sus aguas territoriales

Italia frena la entrada de un barco con migrantes en sus aguas territoriales

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:09

Las autoridades de Italia han entregado al barco de la ONG Sea Watch una advertencia con los riesgos a los que se enfrenta si decide ingresar con 65 migrantes y refugiados a bordo en aguas territoriales italianas, en cumplimiento de una orden del ministro del Interior, Matteo Salvini, que denuncia el "contrabando" de seres humanos.

"Poniendo en riesgo la vida de los migrantes a bordo quieren llegar a toda costa a Italia", ha denunciado Salvini, en un mensaje de Facebook en el que ha recordado que el barco estaba más cerca de Libia y de Malta. "No son rescatadores sino contrabandistas y como tal serán tratados", ha advertido.

Para estos "traficantes de seres humanos", como los ha descrito Salvini, "los puertos están cerrados". El líder de la Liga está dispuesto incluso a asumir las consecuencias que puedan derivarse de esta última orden: "Si algún fiscal quiere investigarme o procesarme también por esto que lo haga. Para defender a Italia y a los italianos, no tengo miedo de nada ni de nadie".

Dos embarcaciones de la Guardia de Finanzas italiana, dependiente de las Fuerzas Armadas, se han desplazado hasta donde se encontraba el 'Sea Watch 3' para advertirles personalmente de que el Gobierno italiano le considera un peligro para la seguridad nacional. El aviso alega que podría haber terroristas a bordo, según el diario 'La Repubblica'.

El barco de rescate está a la espera de recibir instrucciones de la ONG para decidir los siguientes pasos, aunque la organización ya ha alertado en Twitter de que "la situación médica a bordo es motivo de gran preocupación", ya que hay "muchas" personas mareadas y que corren el riesgo de sufrir deshidratación.

"Una mujer con quemaduras necesita tratamiento médico. Los niños están traumatizados por estar en prisiones libias y pueden sufrir más daños psicológicos", ha lamentado Sea Watch, que ha apelado a la solidaridad de los países europeos para encontrar una solución a este caso.

Más de 440 personas han muerto en lo que va de año intentando alcanzar las costas del sur de Europa, de las cuales al menos 257 han perdido la vida en la ruta del Mediterráneo central. La cifra de llegadas supera ya las 17.000, aunque en este caso son Grecia y España los países que lideran la lista al superar cada uno las 7.000.

Lo más