Boletín

GOTA FRÍA

Investigan si el fallecido en Baza es un hombre que desapareció de madrugada

La Policía trabaja en la identificación de la persona que ha sido hallada muerta en una rambla de Baza (Granada) para poder confirmar si se trata del hombre de 36 años, residente en el anejo de La Jámula, cuya familia había denunciado su desaparición, ha informado a Efe la Subdelegación del Gobierno.,Efectivos de distintos cuerpos de emergencias se han empleado en las últimas horas para tratar de localizar al desaparecido, que había sido visto por última vez sobre las 5 o

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:44

La Policía trabaja en la identificación de la persona que ha sido hallada muerta en una rambla de Baza (Granada) para poder confirmar si se trata del hombre de 36 años, residente en el anejo de La Jámula, cuya familia había denunciado su desaparición, ha informado a Efe la Subdelegación del Gobierno.

Efectivos de distintos cuerpos de emergencias se han empleado en las últimas horas para tratar de localizar al desaparecido, que había sido visto por última vez sobre las 5 o 6 de la madrugada en Baza, que estos días celebra su feria, han indicado fuentes municipales y del 112.

Antes de conocerse la aparición de un cadáver en el entorno de la rambla de Salazar o río de Baza, los efectivos de emergencias, según ha indicado un portavoz de la Policía Nacional, habían localizado el vehículo del hombre desaparecido y ahora trabajan en la identificación del cadáver mediante las huellas dactilares.

El cuerpo de la persona fallecida ha sido encontrado alejado del referido vehículo aunque en la misma rambla, que en las últimas horas ha aumentado significativamente su caudal -habitualmente seco o muy escaso-, ha indicado la fuente, que ha precisado que en esta actuación ha intervenido un helicóptero de la Policía Nacional.

Tras conocerse el hallazgo del cadáver, el Ayuntamiento de Baza ha convocado una junta de portavoces municipales para estudiar la posible suspensión de actos institucionales en la feria de la localidad, que se celebra hasta este próximo domingo.

Unos cuarenta efectivos de diferentes servicios municipales trabajan para restablecer la normalidad en Baza tras las intensas lluvias registradas en las últimas horas cuando se registraron unos 85 litros por metro cuadrado desde las dos del mediodía del jueves hasta las nueve de esta mañana.

Los servicios municipales han actuado en más de una veintena de incidencias directamente relacionadas con la fuerte lluvia y, del total de estas, una quincena se han centrado en achiques de agua o atención a personas en viviendas o locales inundados en Baza, Zújar e Hijate.

El resto han estado relacionados con la limpieza de la calzada y retira de restos de muros o cornisas en el centro urbano y en caminos de la vega, ha indicado el Consistorio.

Durante la noche, alrededor de las diez, el Ayuntamiento proporcionó alojamiento en la estación del ferrocarril a una quincena de personas que se dedican a la venta ambulante y que estaban asentadas en tiendas de campaña durante la celebración de la feria y Fiestas.

El casco urbano ha quedado temporalmente cortada al tráfico la calle Dolores por desprendimiento de cornisas en edificios de particulares y está interrumpido el acceso al barrio de El Cerrico.

Fuera del casco urbano se están retirando restos de muro o de desprendimientos en el Camino de los Prados, el Camino de Oria, el acceso a las Siete Fuentes.

Por otra parte, el acceso a Baza por la A-4200 ha quedado cortado en el kilómetro 9, por lo que el acceso tendrá que realizarse por Cúllar.

También esta mañana se ha emitido un bando de alcaldía por el que se prohíbe el consumo de agua en los hogares ubicados en la carretera de Ronda hacia la parte centro de la ciudad debido a la turbidez en el agua.

Lo más