SUCESOS INMIGRACIÓN

Ingresan en prisión los dos responsables de la patera naufragada en Cádiz

El juez ha ordenado el ingreso en prisión de los dos marroquíes de 32 y 21 años detenidos como responsables de la patera que naufragó en la madrugada del pasado lunes frente a la playa de Caños de Meca (Cádiz), nueve de cuyos ocupantes han muerto y al menos diez han desaparecido.,La Policía identificó a estos dos responsables de la patera en Algeciras entre los 22 supervivientes de este naufragio que fueron encontrados ateridos de frío en la playa de Caños de Meca, entre los

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:06

El juez ha ordenado el ingreso en prisión de los dos marroquíes de 32 y 21 años detenidos como responsables de la patera que naufragó en la madrugada del pasado lunes frente a la playa de Caños de Meca (Cádiz), nueve de cuyos ocupantes han muerto y al menos diez han desaparecido.

La Policía identificó a estos dos responsables de la patera en Algeciras entre los 22 supervivientes de este naufragio que fueron encontrados ateridos de frío en la playa de Caños de Meca, entre los que había once menores de edad.

Tras recibir atención humanitaria de Cruz Roja, fueron conducidos a la comisaría de Algeciras para iniciar los trámites policiales correspondientes a la legislación en materia de extranjería y emprender las diligencias de su expulsión a Marruecos.

Los agentes iniciaron paralelamente una investigación para determinar las circunstancias de la travesía y el naufragio y poco a poco, "a pesar de la resistencia inicial de los migrantes a colaborar", los agentes lograron identificar entre ellos al piloto principal y al organizador del viaje en Marruecos, que además ejercía las funciones de segundo piloto, según explica hoy la Policía en una nota de prensa.

Y también comenzaron a conocer los estremecedores detalles que desvelan cómo trabajan las mafias en el Estrecho.

Los inmigrantes relataron que pagaron 1.500 euros por el cruce del Estrecho y que el piloto les obligó, una vez recibido el pago de cada uno de ellos, a subir en una sola embarcación aún siendo que el peso era excesivo.

Ante la falta de espacio, "se vieron obligados a sentarse unos encima de otros e ir turnándose entre ellos", según la Policía.

Aunque cuando partieron de la costa marroquí las condiciones climatológicas eran buenas, a mitad de trayecto el estado de la mar empeoró. El fuerte oleaje les obligó a tener que achicar constantemente el agua que entraba en la barca, a pesar del hacinamiento.

Solo la mitad del pasaje llevaba chaleco salvavidas y muchos de ellos no sabían nadar.

En esas condiciones, y con el tiempo empeorando, estuvieron más de 25 horas en alta mar.

Hasta que a unos 150 metros de la playa de Caños de Meca, sobre las cuatro de la madrugada del pasado lunes, la patera chocó con unas rocas y su fondo se desgajó. Todos cayeron al mar.

La Guardia Civil ha rescatado hasta el momento los cadáveres de nueve de ellos, el último esta misma mañana, y continúa buscando a los desaparecidos ya que se desconoce si lograron pisar tierra y huir o si se ahogaron también.

Los detenidos fueron puestos a disposición del juzgado de Barbate que instruye el caso y que ha decretado su ingreso en prisión, como presuntos autores de un homicidio por cada una de las muertes y de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Lo más