Boletín

DEBATE CATALUÑA (Previsión)

El independentismo asegura que no se deshinchará si no hay solución política

JxCat y ERC han asegurado este jueves, al día siguiente de la Diada, que el independentismo no se deshinchará mientras no haya una solución política para Cataluña.,Las fuerzas independentistas han puesto en valor la movilización de ayer en Barcelona organizada por la ANC, que congregó a cerca de 600.000 personas, la cifra más baja en una Diada desde el inicio del 'procés'.,En declaraciones a Telecinco, el vicepresidente del Govern y adjunto a la presidencia de ERC, Pere

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:27

JxCat y ERC han asegurado este jueves, al día siguiente de la Diada, que el independentismo no se deshinchará mientras no haya una solución política para Cataluña.

Las fuerzas independentistas han puesto en valor la movilización de ayer en Barcelona organizada por la ANC, que congregó a cerca de 600.000 personas, la cifra más baja en una Diada desde el inicio del 'procés'.

En declaraciones a Telecinco, el vicepresidente del Govern y adjunto a la presidencia de ERC, Pere Aragonès, ha destacado que el hecho de que volvieran a salir "cientos de miles de personas a la calle" pone de manifiesto que "aquí hay un problema político", una "demanda de la sociedad catalana" que "debe poderse encauzar políticamente".

"No tiene sentido seguir enviándolo todo a la vía penal, porque no va a resolver nada. Por muchas sentencias del Tribunal Supremo, los independentistas no vamos a desaparecer", ha recalcado.

En términos parecidos se ha expresado el portavoz de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, en declaraciones a ETB, que ha negado que se pueda hablar de "pinchazo" cuando se manifestaron 600.000 personas en Barcelona.

"Esto no ha acabado", ha sentenciado Pujol, que ha subrayado que "hay una Cataluña que pide ser escuchada" y que "volvió a salir a la calle después de una durísima represión" para reclamar "un Estado propio".

En un mensaje al PSOE, ha advertido de que "si el problema catalán no se resuelve, no se encara y no nos sentamos a la mesa de una manera real y efectiva, esto no se resolverá", porque "necesitamos una solución".

La jornada posterior a la Diada también ha venido marcada por una polémica generada en torno a unas declaraciones de la portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados, que remarcó en Catalunya Ràdio que la solución al "problema" que hay encima de la mesa "pasa por que los políticos nos pongamos de acuerdo entre nosotros y ofrezcamos una propuesta de acuerdo a votación".

"En ningún caso creemos ni en la autodeterminación ni en que deba ser la ciudadanía la que dirima una cuestión importante como puede ser esta", ha añadido.

Las palabras han irritado a dirigentes independentistas como el expresident Carles Puigdemont, que ha escrito en Twitter: "¿No tenéis vergüenza? ¿Y quién lo debe decidir si no son los ciudadanos? ¿El Rey? ¿La Vanguardia? ¿La Caixa? ¿Endesa? ¿Los socialistas, que por una razón divina siempre saben lo que nos conviene? Las cosas importantes, en democracia, las deberían decidir los ciudadanos".

Granados ha explicado el sentido de sus palabras con un tuit: "La solución debe venir de los políticos y no vía referéndum. Ante una cuestión que divide la sociedad, los ciudadanos deben encontrar un acuerdo a través de sus políticos y no de un referéndum, que como se ha visto con el Brexit consolida la división y no soluciona nada".

Asimismo, Granados ha afirmado que la manifestación de ayer fue un "éxito" aunque congregó a "menos gente" que en años anteriores.

Por su parte, la portavoz de la ejecutiva nacional de Cs, Lorena Roldán, ha responsabilizado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, del "intento de asalto" de ayer al Parlament, donde unos 300 manifestantes independentistas se enfrentaron a los Mossos.

Roldán ha considerado "triste e indignante" la Diada, que terminó con las acciones de algunos radicales que quemaron banderas y fotos del rey, lanzaron botes de humo a los agentes que protegían el Parlament e incluso agredieron a periodistas, actos que ha pedido que condenen Torra y el presidente del Parlament, Roger Torrent.

Precisamente refiriéndose a esas agresiones, Pere Aragonès ha "condenado los actos que hubo por parte de grupos absolutamente minoritarios" y que "no representan al independentismo".

Los Comités de Defensa de la República (CDR) también se han desmarcado de los incidentes de anoche ante el Parlament por los participantes en la movilización convocada desde las redes sociales bajo el epígrafe de #EnsVeiemAlParlament (Nos vemos en el Parlament): "En ningún momento, los CDR organizamos ni convocamos esta concentración", han asegurado en un comunicado.