COPE

NEGLIGENCIA MÉDICA

Indemnizada con 600.000 euros tras quedar en silla de ruedas por operación

Una paciente que quedó en silla de ruedas y con una incapacidad del 75 por ciento tras la operación de columna efectuada en septiembre de 2017 en un hospital de Murcia para corregir la escoliosis que padecía, tiene derecho a recibir una indemnización que estará alrededor de 600.000 euros por los daños y perjuicios sufridos.,Así se dispone en la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid que, al estimar el recurso presentado por la enferma, ha elevado de 200.00

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:16

Una paciente que quedó en silla de ruedas y con una incapacidad del 75 por ciento tras la operación de columna efectuada en septiembre de 2017 en un hospital de Murcia para corregir la escoliosis que padecía, tiene derecho a recibir una indemnización que estará alrededor de 600.000 euros por los daños y perjuicios sufridos.

Así se dispone en la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid que, al estimar el recurso presentado por la enferma, ha elevado de 200.000 euros a 400.000 la cantidad fijada inicialmente por un juzgado de instrucción como principal, a la que hay que unir los intereses legales, incrementados en un 50 por ciento, y las costas.

La sentencia del tribunal madrileño, a la que ha tenido acceso Efe, estima en parte el recurso de apelación que en nombre de la demandante, presentó la Oficina del Defensor del Paciente de Murcia.

Señala la misma que el cirujano que llevó a cabo la intervención incurrió en una mala práctica médica, para añadir que la enferma no fue informada debidamente sobre los riesgos que asumía al someterse a la misma ni, tampoco, sobre las opciones conservadoras a las que habría podido acudir.

Para la sala de la Audiencia no hay duda de que debido a esa falta de información al prestar su consentimiento, el mismo devino inútil, además de recoger que tampoco se ha indicado por qué se utilizó el tipo de cirugía empleado para la operación y no otro.

La sentencia comenta igualmente que ni durante la estancia en reanimación ni tampoco con posterioridad, cuando la paciente estaba ya en planta, se llevó a cabo control neurológico alguno para comprobar su estado.

Y concluye que como consecuencia de la mala práctica médica ha quedado en silla de ruedas y precisa de la ayuda de otras personas para las necesidades de la vida cotidiana. EFEA

1010611

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar