COPE

ELECCIONES CATALUÑA PSC (Perfil)

Illa, el negociador tranquilo que aspira a destronar el independentismo

"Diálogo", "respeto" y "reencuentro" son conceptos que usa frecuentemente Salvador Illa, un negociador tranquilo que ha sido artífice de pactos municipales del PSC, actor relevante para atar apoyos clave en la investidura de Pedro Sánchez y ministro de Sanidad durante el primer año de la covid.,Tras once meses en los que se ha convertido en el ministro con mayor presencia mediática, Illa regresa a Cataluña para relevar a Miquel Iceta como reclamo e

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:49

Marta Vergoñós Pascual

"Diálogo", "respeto" y "reencuentro" son conceptos que usa frecuentemente Salvador Illa, un negociador tranquilo que ha sido artífice de pactos municipales del PSC, actor relevante para atar apoyos clave en la investidura de Pedro Sánchez y ministro de Sanidad durante el primer año de la covid.

Tras once meses en los que se ha convertido en el ministro con mayor presencia mediática, Illa regresa a Cataluña para relevar a Miquel Iceta como reclamo electoral del PSC y para intentar desbancar al independentismo de la Generalitat en las elecciones del 14 de febrero.

Nacido en 1966 en el seno de una familia trabajadora de La Roca del Vallès (Barcelona), el candidato socialista se forjó en la política municipal desde muy joven y se convirtió en alcalde de su ciudad natal con solo 29 años, cuando su mentor Román Planas -al que recuerda a menudo- murió súbitamente a causa de un aneurisma.

Tras diez años como alcalde, tuvo cargos alejados de los focos, en la Generalitat y en el Ayuntamiento de Barcelona, hasta que el líder del PSC, Miquel Iceta, lo reclamó en 2016 para ser el secretario de organización.

Illa se encontró con un partido aún herido tras la crisis sufrida en los primeros compases del procés, pero su talante discreto y trabajador pronto le valieron la confianza de los dirigentes territoriales.

"Lo que diga Salvador" se convirtió pronto en una frase recurrente dentro del PSC.

Con la máxima de "si se quiere llegar a acuerdos, se llega", promovió pactos postelectorales en todo el territorio con todas las fuerzas catalanas, desde la CUP hasta Ciudadanos, y dejó su impronta en una de las alianzas más polémicas en Cataluña: la del PSC y JxCat para hacer a la socialista Núria Marín presidenta de la Diputación de Barcelona.

Esa hoja de servicios fue la que lo llevó a la mesa de negociación con ERC para la investidura de Pedro Sánchez y posteriormente al Consejo de Ministros, en el que se hizo cargo de la cartera de Sanidad 34 años después de que lo hiciera otro socialista catalán: Ernest Lluch, impulsor del sistema sanitario español.

Parecía que ese ministerio, con prácticamente todas las competencias en sanidad transferidas a las autonomías, le iba a dejar tiempo suficiente para ayudar a encauzar el conflicto catalán desde la mesa de diálogo pactada con ERC.

Pero esos planes quedaron en papel mojado cuando llegó la covid-19.

En pocas semanas, Illa pasó de ser un desconocido para muchos a estar presente en los televisores de todos los hogares españoles en las horas de más audiencia.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El tono pausado que solía imprimir cuando gestionaba el aparato del partido impregnó sus comparecencias en los meses de emergencia sanitaria.

Tras un año de pandemia, Iceta lo reclamó de nuevo, por sorpresa, para intentar catapultar al PSC al timón de la Generalitat y abrir una etapa de "reencuentro" en Cataluña tras una década de "procés".

Licenciado en Filosofía por la UB y MBA por la escuela de negocios IESE, Illa explica que si no fuera político le gustaría dedicarse a la docencia, en la que ha hecho sus pinitos como profesor asociado de la UB y de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna.

Casado en segundas nupcias, tiene dos perras -Numa y Nina- y le gusta cuidar del huerto de su padre, una labor a la que el último año no le ha podido dedicar el tiempo que habría deseado.

Es madrugador, aficionado del RCD Espanyol y para escapar del estrés acostumbra a salir a correr; de hecho, durante el último año se escapó en más de una ocasión hasta el madrileño Parque del Retiro acompañado de otro miembro del ministerio, Olivier Bayón.

Si tiene que elegir un libro se queda con "La guerra del Peloponeso", de Tucídides, y para la pantalla opta por "La vida de los otros", una de las joyas del cine alemán del siglo XXI.

Y, aunque siempre intente mantener la compostura, como todo mortal tiene un placer culpable: la tarta de manzana.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar
Directo Perseguidos pero no olvidados (redifusión)

Perseguidos pero no olvidados (redifusión)

Con Raquel Martín

Ver TRECE