COPE

Honduras ve una gran "inequidad" en el acceso a las vacunas: "Apostamos por COVAX y no ha cumplido"

Europa Press

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 12:30

Rosales reivindica que "migrar es un derecho" y defiende la importancia de "crear oportunidades"

Alerta de una maquinaria de "desigualdad mundial" que provoca fuertes huracanes

El ministro de Exteriores de Honduras, Lisandro Rosales, ha denunciado este viernes que existe una gran "inequidad" en el acceso a las vacunas de la COVID-19 a nivel internacional y ha acusado al mecanismo COVAX, por el que ha dicho haber "apostado", de "incumplir con los tiempos de las entregas".

En una serie de declaraciones durante un evento organizado por EFE y Casa América, el político hondureño ha lamentado que ese sea "el mensaje que han dado los gobiernos". Si bien ha admitido que se han producido "incidentes", como la explosión de contagios de coronavirus en India, principal productor de vacunas para el mecanismo COVAX, ha alertado de que se han topado con la "inequidad que supone que países grandes hayan comprado cinco vacunas por cada uno de sus habitantes".

"Esto nos deja a los países en vías de desarrollo con limitaciones a pesar de tener recursos y haber planificado las adquisiciones", ha dicho antes de matizar que en Honduras hay unos 9 millones de habitantes, por lo que se había estimado que aproximadamente 5 millones de personas son "elegibles para ser vacunadas".

"El objetivo es llegar al 85 por ciento de estas personas. Ya hemos firmado contratos con Pfizer y Sputnik, y confiamos en que finalmente COVAX cumpla y envíe los 1,9 millones de dosis que nos prometió y de las que por ahora solo han llegado unas 100.000", ha manifestado.

Sobre la cuestión migratoria, ha aclarado que migrar es "un derecho humano", si bien ha destacado la importancia de "crear oportunidades de inversión en territorio hondureño". "Se tata de una acción compartida pero diferenciada", ha matizado, no sin antes admitir que el país ha registrado una incidencia alta de inseguridad en el pasado que ha llevado a muchas personas a migrar hacia el norte.

Sin embargo, ha asegurado que la tasa de criminalidad y secuestros ha descendido, lo que ha dado lugar a "otro ambiente". "Ha habido algunos mensajes cruzados con Estados Unidos debido a la retórica", ha explicado. Así, ha recordado que muchas personas han decidido desplazarse y salir del país tras los fuertes huracanes sufridos en el territorio, donde la mayor parte de la infraestructura se ha visto afectada.

"Muchas personas que se vieron afectadas por la tormenta, que perdieron su casa y empleo tomaron la decisión en minutos de migrar", ha puntualizado respecto al paso de 'Eta' e 'Iota', que golpearon Centroamérica a finales de 2020 provocando grandes pérdidas en términos económicos y humanos.

Rosales ha sostenido que en diciembre fueron detenidas unas 5.000 personas procedentes de Honduras en la frontera entre México y Estados Unidos, una cifra que ascendió a 40.000 tras la llegada de la nueva Administración estadounidense, encabezada por el demócrata Joe Biden.

"Esto fue lo que provocó que se diera una crisis migratoria en la que muchos se fueron con niños a la frontera, porque ese es el pasaporte de entrada en Estados Unidos, llegar con un menor para pasar libremente", ha lamentado. "Estos mensajes hay que verlos, Estados Unidos ha entendido que aparte de la inseguridad que se vivía se debía a un problema económico, que es importante en el proceso de migración. Por eso tenemos que trabajar conjuntamente en un abordaje compartido pero diferenciado", ha añadido.

En este sentido, ha agradecido los movimientos del Gobierno de Biden hacia el diálogo. "Es importante para nosotros tener esa interlocución, tener a alguien a quien explicarle las diferentes necesidades existentes", ha matizado.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

DEMOCRACIA Y CAMBIO CLIMÁTICO

Respecto a la situación democrática en el país, el secretario de coordinación general del Gobierno hondureño, Carlos Madero, que también ha acudido al evento, ha destacado que hay una serie de factores que no pueden ser obviados.

"Países como Honduras vivimos cada 20 años un huracán. Ese huracán pasa y destruye toda la infraestructura productiva de un país y hay que volverla a reconstruir. La mayor desigualdad en el mundo, es brutal, tiene que ver hoy con el cambio climático para nosotros", ha advertido.

Para él, "no se ha dimensionado adecuadamente el impacto en el pueblo de estos huracanes. "Porque esa inequidad entre los países que producen la riqueza y generan contaminación al mundo que afecta a los países pequeños y pobres es una inequidad mundial", ha apuntado.

Además, ha incidido en que "lo que se habló en el Acuerdo de París es hoy una realidad que los hondureños viven en carne propia". "Si vamos a tener un país donde estamos reconstruyendo lo que otros producen, la situación es altamente desigual, como pasa ahora con las vacunas, que el país grande tiene y el pequeño no", ha aclarado.

"No sabemos si dentro de un mes o una semana llegará otro huracán que no hemos provocado nosotros. Hay una desigualdad que no viene de la situación democrática que podamos tener sino que también viene de fuera", ha insistido.

Rosales, que ha defendido por su parte que Honduras "es un claro ejemplo de la que democracia funciona", ha recordado que se han celebrado diez procesos electorales de los que han salido nueve presidentes distintos. "Ha prevalecido siempre el entendimiento entre la clase política", ha aseverado.

Sobre la situación medioambiental, el ministro ha matizado que existe un cierto grado de optimismo dado el interés mostrado por países europeos como España. "España es nuestra puerta de entrada a Europa, es nuestro hermano mayor (...) y la cercanía que ha habido con Honduras tras los huracanes es de un agradecimiento incalculable y permanente que tenemos hacia España. Es una muestra de su alto nivel de compromiso e interés", ha agradecido.

HERNÁNDEZ Y EL NARCOTRÁFICO

Al ser preguntado sobre la condena por corrupción impuesta a Antonio Hernández, hermano del presidente, Juan Orlando Hernández, ha defendido al mandatario y ha alabado la lucha del Gobierno contra el narcotráfico.

Así, ha acusado a los criminales de mentir a la hora de inculpar al presidente y ha hecho hincapié en que el país posee unas Fuerzas Armadas y una Policía "completamente implicadas en la lucha contra el narcotráfico", lo que ha llevado a un descenso del 60 por ciento de los homicidios.

"Eso no se logra siendo cómplice de los delincuentes sino con una verdadera convicción de que hay que luchar contra el crimen. El tema de la criminalidad hay que verlo en su contexto, cuando un país depura el 50 por ciento de su Policía y certifica que los nuevos agentes que ingresan en el Cuerpo han pasado pruebas de confianza y selección", ha afirmado.

Madero, por su parte, ha enfatizado que Honduras es, precisamente, el país que "más ha combatido el narcotráfico". "El presidente ha sido el más combatiente contra esto en la región", ha declarado. "El trafico de drogas ha caído drásticamente. Esa es la evidencia mas profunda de la convicción del presidente en la lucha", ha apuntado.

Asimismo, ha garantizado que el Gobierno "seguirá manteniendo el combate contra el narcotráfico" dado que no es solo "un tema de salud" sino de "vidas humanas". "Por la delincuencia asociada al tráfico de droga morían más del doble de personas de las que mueren hoy por coronavirus", ha especificado.

"Atacar al narcotráfico no era un tema de consumo sino de sangre y tragedia de familias. (...) No tiene sentido que al Gobierno que más ha luchado contra el narcotráfico se le tache de narco-Estado; primero porque es un ataque a la dignidad del país, a nuestra institucionalidad, a personas del sistema de justicia que han muerto combatiendo ese flagelo", ha clarificado.

Por último, ha insistido en que "amerita investigar a fondo" las acusaciones vertidas contra el país. "Hemos sido el socio principal en el combate a la droga de Estados Unidos", ha zanjado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo