CASO ENREDADERA

Herrera defiende que consejero actuó con Ulibarri con "plena diligencia"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha defendido hoy que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, actuó de manera legal y con "plena diligencia" en su conversación con el empresario José Luis Ulibarri, en prisión preventiva por el caso Enredadera.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 19:05

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha defendido hoy que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, actuó de manera legal y con "plena diligencia" en su conversación con el empresario José Luis Ulibarri, en prisión preventiva por el caso Enredadera.

Ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León, para contestar a una pregunta del portavoz de Podemos, Pablo Fernández, que le ha pedido que destituya al consejero o dimitan ambos, el presidente de la Junta ha sostenido que la actuación de Suárez-Quiñones para tratar de readjudicar a una empresa de Ulibarri una obra que estaba sin acabar por la quiebra de la adjudicataria inicial fue "correcta" porque se basó en su "competencia, la legalidad y la diligencia".

Herrera ha negado el "trato de favor" o el "favoritismo" hacia la compañía de Ulibarri y ha reiterado el argumento dado por el consejero durante su comparecencia parlamentaria, en el sentido de que en lo que va de legislatura solo dos contratos de los mil licitados por Fomento y Medio Ambiente fueron para empresas de este grupo.

El presidente ha considerado que las explicaciones dadas por el Suárez-Quiñones en su comparecencia fueron "completas y correctas", en el sentido de que la actuación fue legal y respondió al interés general de agilizar la realización de la obra, ya que "en el comportamiento del consejero no hubo nada ilícito".

En su réplica, el portavoz de Podemos ha calificado de "abominable" que el presidente trate de "normalizar este tipo de comportamientos" con "triquiñuelas" que a base de repetirse se han convertido en un "modus operandi político" que deriva en un "despotismo enredado", en referencia al caso Enredadera, de la mano de "empresarios de cabecera". 

Lo más