ARA-SUCESOS JUZGADOS

Guardia Civil responsabiliza al policía atrincherado de desórdenes públicos

La Guardia Civil instruirá un atestado por presuntos desórdenes públicos contra el policía nacional que ha permanecido atrincherado a lo largo de cinco horas en los juzgados de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza), antes de entregarse a los agentes del operativo que mantenían acordonado el exterior.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 20:38

La Guardia Civil instruirá un atestado por presuntos desórdenes públicos contra el policía nacional que ha permanecido atrincherado a lo largo de cinco horas en los juzgados de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza), antes de entregarse a los agentes del operativo que mantenían acordonado el exterior.

Según informan fuentes del instituto armado, las diligencias instruidas por los agentes encargados del caso serán remitidas a los propios juzgados de la Almunia para que sea el juez de instrucción de la localidad quien asuma las investigaciones.

Mientras tanto, el policía detenido, que según el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, se encontraba en situación de baja médica, permanece ingresado en un centro de atención terapéutica para ser evaluado por especialistas psiquiatras.

En unas declaraciones a los medios, Alcalde ha explicado que el detenido, un policía nacional de 58 años destinado en Tudela (Navarra) que responde a las siglas J.J.P.G., podría estar afectado por un "problema personal", aunque ha rechazado "especular" si era por motivos económicos o de salud.

Otras fuentes del caso consultadas por Efe han destacado que el detenido tenía previsto inicialmente presentar una denuncia contra una entidad bancaria por un problema referido al desahucio de una vivienda.

Sin embargo, el agente ha anunciado que tenía intención de suicidarse y ha hecho salir a todas las personas que estaban en el interior del edificio.

Casi cinco horas después, el agente ha salido por sus propios pies al exterior y ha hecho entrega a los miembros del operativo de su pistola, de dos cargadores y de una navaja antes de ser detenido.

Lo más