JUICIO INTIMIDAD

Un guardia civil niega que espiara a su exmujer en ficheros policiales

Un guardia civil acusado de espiar a su exmujer en ficheros policiales ha negado en el juicio que realizase búsquedas confidenciales con el nombre y el número de DNI de quien fuera su pareja con el objetivo de poner fin al pago de una pensión compensatoria que se le había impuesto tras el divorcio.,El agente ha rechazado que utilizara información reservada para motivar una demanda en 2015 contra su exmujer, según ha declarado este miércoles en la Audiencia Provincial de Ma

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:56

Un guardia civil acusado de espiar a su exmujer en ficheros policiales ha negado en el juicio que realizase búsquedas confidenciales con el nombre y el número de DNI de quien fuera su pareja con el objetivo de poner fin al pago de una pensión compensatoria que se le había impuesto tras el divorcio.

El agente ha rechazado que utilizara información reservada para motivar una demanda en 2015 contra su exmujer, según ha declarado este miércoles en la Audiencia Provincial de Madrid, que ha dejado visto para sentencia el juicio a Francisco J.S..

Para la Fiscalía, los hechos constituyen un delito contra la intimidad por la revelación de secretos y ha solicitado que el acusado sea condenado a cuatro años de cárcel y diez de inhabilitación absoluta.

El acusado, miembro en activo de la Policía Judicial de la Guardia Civil, ha relatado que estuvo casado 22 años con Julia F.S. hasta la separación en 2012 de una relación "rota, deteriorada" desde tiempo antes, pese a lo cual habían seguido conviviendo.

Según su testimonio, tenía acceso a información confidencial por su trabajo en bases de datos como Parteviaje, Intpol y DGT, que recogen estancias en hoteles, antecedentes policiales, sanciones administrativas o vehículos en propiedad, datos de utilidad para investigaciones de asuntos penales.

Ha asegurado no recordar, como le imputa el Ministerio Fiscal, si realizó desde 2008 un centenar de consultas acerca de su exmujer y ha razonado que si presentó la demanda fue para "rebajar o dejar sin efecto" la pensión impuesta después del divorcio.

A preguntas de su defensa, que ha reclamado la absolución por considerar que recibió los datos privados a través de otras personas, el guardia civil ha sostenido que supo del encuentro de su expareja con otro hombre en un hotel de Aranjuez (Madrid) antes del divorcio gracias a un amigo.

Julia F.S. ha declarado, por su parte, que conocía la existencia de ficheros "donde se podían sacar datos para el trabajo", pero ha resaltado que no le vio hacerlo en ningún momento.

Los problemas en la pareja, con una hija en común, comenzaron, a su juicio, porque su exmarido "solo vivía por la Guardia Civil, 100 por cien a su trabajo, era su vida, disfrutaba".

Ha reconocido que puso una denuncia aconsejada por su abogado con el fin de "eliminar la prueba del hotel", pues estaba preocupada por una enfermedad y por una "agobiada" situación económica.

"Lo único que quería era que aceptase la pensión decidida por el juez, no perjudicar a él o perjudicarme, yo quería vivir mi vida", ha destacado.

En su informe final, la fiscal ha pedido la condena de Francisco J.S. porque mantiene que se aprovechó de la condición de guardia civil para emplear datos de carácter personal sin permiso.

"Nadie tiene por qué saber si una persona está en un sitio o no", ha concluido la representante del Ministerio Público, que en su escrito de acusación considera que el procesado ingresó en archivos de consulta exclusiva a los agentes en el ejercicio de sus funciones, no para asuntos personales. EFE

Lo más

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar