GOBIERNO CATALUÑA

Govern pide iniciar el diálogo con una reunión encabezada por Torra y Sánchez

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha defendido que para resolver el "conflicto político" catalán hay que retomar cuanto antes el "diálogo sincero", que en su opinión debería arrancar con una reunión encabezada por los presidentes de la Generalitat y el Gobierno, Quim Torra y Pedro Sánchez, respectivamente.,"Desde el Govern se ha visto la necesidad de que en la mesa de diálogo, como punto de partida, por lo menos el primer encuentro esté encabezado por los dos presi

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:02

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha defendido que para resolver el "conflicto político" catalán hay que retomar cuanto antes el "diálogo sincero", que en su opinión debería arrancar con una reunión encabezada por los presidentes de la Generalitat y el Gobierno, Quim Torra y Pedro Sánchez, respectivamente.

"Desde el Govern se ha visto la necesidad de que en la mesa de diálogo, como punto de partida, por lo menos el primer encuentro esté encabezado por los dos presidentes", ha señalado Budó en rueda de prensa tras la reunión del Ejecutivo catalán de este martes, celebrada unas horas antes de la segunda reunión entre los equipos negociadores de PSOE y ERC para abordar la investidura de Sánchez.

Budó ha negado que haya discrepancias entre los socios de Govern -JxCat y ERC- sobre este punto, pues la petición de que Torra esté presente en el inicio de las conversaciones no excluye que puedan ser otros miembros del Gobierno catalán quienes las continúen, si Sánchez también delega en otros miembros del Gobierno.

Así pues, ha matizado la reflexión que hizo hace unos días el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, cuando consideró que "no es necesario" que esté Torra en esa reunión si en ella no participa Pedro Sánchez.

Sobre política estatal, en el día en que se constituyen las Cortes Generales, Budó ha lamentado que en la Cámara Baja no haya fructificado el "cordón sanitario" para aislar a la "ultraderecha" de Vox que promovieron el PSOE, Unidas Podemos y otras fuerzas, entre las cuales figuraban los partidos independentistas catalanes.

"Lamentamos que en la Mesa del Congreso tenga presencia esta formación política de ultraderecha y que no se haya podido acordar y realizar este cordón sanitario, que es necesario para el buen funcionamiento de la democracia", ha subrayado.

Durante la rueda de prensa, Budó también se ha referido a las negociaciones del Govern con los comunes para sacar adelante los presupuestos de la Generalitat para 2020, en las que ha afirmado que los dos socios del Gobierno catalán van "al unísono".

En este sentido, ha detallado que el Govern trabaja con un calendario por el cual se hará público el anteproyecto de presupuestos antes de que acabe el año, y posteriormente llevarlo al Parlament "en los plazos que legalmente estén establecidos", "alrededor del mes de enero".

Preguntada sobre si el ejecutivo ya ha establecido un día para una nueva reunión de la mesa de partidos catalanes, la consellera ha dicho que "la fecha aún no está cerrada", aunque ha indicado que "con mucha probabilidad" se convocará durante "la primera quincena de diciembre".

En su intervención, Budó también ha informado de que el conseller de Interior, Miquel Buch, pedirá explicaciones por carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con relación al supuesto seguimiento de agentes de la Policía Nacional al presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la jornada electoral del 10N.

Según publica este martes eldiario.es, los Mossos encargados de la vigilancia del president detectaron ese día tres vehículos sospechosos cuyos ocupantes afirmaron ser de la Policía Nacional, aunque luego, al intentar cotejar la matrícula de los coches, observaron que no aparecían en ningún registro oficial.

Durante la reunión de este martes, el Govern ha acordado plantear la recusación del magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Andrés Ollero en todos los procesos de este órgano en los que esté personada la Generalitat, por haber tildado de "supremacistas" a los defensores del derecho civil catalán.

Lo más