El Gobierno dice que si Torra no cumple la ley actuará de nuevo con "firmeza"

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha advertido hoy de que si Quim Torra es finalmente investido presidente de la Generalitat e incumple la ley, el Ejecutivo "volverá a actuar exactamente igual" con "firmeza y serenidad"

Mariano Rajoy

 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 27 ago 2018

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha advertido este viernes y de que si Quim Torra es finalmente investido presidente de la Generalitat e incumple la ley, el Ejecutivo "volverá a actuar exactamente igual" con "firmeza y serenidad".

Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha asegurado que el Ejecutivo no "dudará en volver a actuar con firmeza" si se produce una situación como la ocurrida anteriormente y que llevó a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. "Más claro agua", ha enfatizado.

Según el ministro, cuando se incumple la ley, la Constitución o el Estatuto, el Gobierno ya ha dado muestras de que actúa con "firmeza" y prueba de ello es la situación en la que se encuentran las personas que incumplieron la ley y "están respondiendo ante los tribunales".

No ha querido especular sobre lo que "va a hacer o decir" Torra cuando ni siquiera se sabe aún si va a ser investido, pero Méndez de Vigo ha insistido en que debe cumplir la ley y ha recordado que el candidato fue vendedor de seguros para afirmar que "cualquier vendedor seguros valora riesgo de las cosas que dice o hace".

De momento, según Méndez de Vigo, lo único que el Gobierno sabe de Torra es que es un candidato propuesto por "un fugado de la Justicia" (Carles Puigdemont) que está en Berlín, por lo que prefiere esperar a "ver que sucede" antes de pronunciarse sobre si tiene el perfil adecuado, pero ha dado por hecho que todos han podido aprender de la experiencia y saben que el investido tiene que cumplir la Constitución y el Estatuto.

Ha recordado que el Gobierno ha defendido siempre la necesidad de nombrar un candidato "viable", que cumpla los requisitos que establece la ley para ser investido y ha expresado su deseo de que, sea quien sea, el nuevo president responda a los intereses de todos los catalanes y no sólo a los de una parte como ocurrió con el anterior porque su primera labor tendrá que ser "la de coser el enfrentamiento entre catalanes".

"Que sea el presidente de todos" porque "en Cataluña hay mucha gente que quiere ser catalán, español y europeo", ha dicho.

Según el Ejecutivo, la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña se mantendrá vigente hasta que "tome posesión un nuevo Gobierno salido de las elecciones en Cataluña" porque así lo establece "meridianamente claro" el acuerdo aprobado en el Senado por PP, PSOE, Cs, Foro Asturias, UPN y Coalición Canaria.

Por último, el ministro ha dejado clara la disposición del Ejecutivo al diálogo "dentro de la ley": "Si se produce la investidura, si hay nuevo president y si hay levantamiento del 155, también nos gustaría que se entrara en una fase de diálogo y lealtad institucional", ha subrayado.

Lo más