Más directos

LEY MEDIACIÓN

Gobierno aprobará anteproyecto para intentar la mediación antes de ir al juez

El Consejo de Ministros aprobará mañana un anteproyecto de ley para impulsar la mediación que obligará a intentar un proceso de ese tipo antes de acudir a los juzgados en los conflictos civiles y mercantiles más comunes, como los divorcios o los impagos de alquileres o hipotecas.,La mediación es ahora voluntaria y el anteproyecto, avanzado por Efe la semana pasada, quiere implantar una "obligación mitigada", es decir, que, antes de interponer una demanda, en algunos casos

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:18

El Consejo de Ministros aprobará mañana un anteproyecto de ley para impulsar la mediación que obligará a intentar un proceso de ese tipo antes de acudir a los juzgados en los conflictos civiles y mercantiles más comunes, como los divorcios o los impagos de alquileres o hipotecas.

La mediación es ahora voluntaria y el anteproyecto, avanzado por Efe la semana pasada, quiere implantar una "obligación mitigada", es decir, que, antes de interponer una demanda, en algunos casos sea obligatorio acudir al menos a una sesión informativa y de exploración con un mediador.

El juez, según el texto, también podrá dirigir a las partes a una mediación en el trascurso de un proceso.

El objetivo es fomentar la resolución extrajudicial de conflictos con un proceso que, subraya Justicia, es más ágil y tiene un menor coste económico y personal para las partes.

La obligatoriedad se establecerá para conflictos surgidos en las relaciones personales o comerciales sostenidas en el tiempo, en las que existen vínculos que las partes pueden querer preservar de alguna forma, como los procedimientos matrimoniales.

No obstante, destacan desde el Ministerio de Justicia, autor del anteproyecto, en ningún caso se obligará a probar la mediación si se ha instruido un procedimiento previo por violencia de género.

Además de en separaciones y divorcios y procedimientos sobre la guardia y custodia de los hijos menores o prestaciones para ellos, sería obligatorio intentar la mediación en los conflictos por derechos reales entre vecinos o herederos, la división de patrimonios, las sucesiones, la propiedad horizontal y los arrendamientos.

En el anteproyecto se apuesta también por obligar a probar la mediación en asuntos en los que la discrecionalidad del juez es elevada, como las indemnizaciones por negligencia profesional o los contratos de obras; y en las reclamaciones entre particulares por cantidades inferiores a 2.000 euros que no sean casos de consumo, ya que el coste del juicio podría ser superior al valor de la demanda.

Acudir a la mediación en esos casos será un trámite necesario para acceder a la vía judicial, aunque no habrá obligación de un proceso completo de mediación, que no podrá durar más de tres meses.

El principal objetivo es impulsar la mediación tras comprobar que la ley aprobada en 2012 no ha tenido los efectos que se esperaba: sigue siendo una figura bastante desconocida, los problemas siguen judicializándose y aumenta la litigiosidad en los juzgados.

La norma no entraría en vigor hasta tres años después de su publicación oficial, para dar a conocer la reforma y desarrollarla, ya que es necesario que haya profesionales en todos los partidos judiciales y en los grados de Derecho se incluirá la mediación como asignatura obligatoria.

En la formación específica de los mediadores habrá también un módulo de igualdad y detección de violencia de género, con el fin de que si el profesional ve indicios de delito en ese área a lo largo del proceso ponga fin al mismo.

En la sesión obligatoria el mediador se encargará de informar a las partes de la dinámica de un procedimiento en el que no es necesario ni abogado ni procurador y de sus beneficios en cuanto a ahorro de tiempo y dinero.

Lo más