COPE

Georgia.- Saakashvili rechaza los cargos que se le imputan y dice "no reconocer a la justicia" de Georgia

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:51

Detenido el alcalde de Tiflis por desacato a la autoridad

El expresidente georgiano Mijail Saakashvili ha rechazado este lunes ante un tribunal todos los cargos imputados en su contra y ha asegurado, además, que "no reconoce a la justicia" del país.

En una audiencia judicial el exmandatario ha dicho "no reconocer los cargos de la Fiscalía" y ha asegurado que "no está ahí para ser el figurante de una comedia que ya está redactada".

Durante la que ha sido su primera comparecencia ante el tribunal, decenas de seguidores se han desplazado hasta las inmediaciones de los juzgados en señal de apoyo a Saakashvili, que ha sido recientemente trasladado a un hospital militar tras iniciar una huelga de hambre en el hospital penitenciario en el que se encontraba.

En los alrededores del juzgado, las fuerzas de seguridad han hecho uso de gases lacrimógenos para dispersar a los presentes, seguidores de Saakashvili que han acudido con banderas y retratos del expresidente y han arrojado botellas contra los agentes, según informaciones del portal de noticias Civil, que señala que varias personas han tenido que ser atendidas por una ambulancia.

En este sentido, el exalcalde de Tiflis, Giorgi Ugulava, ha sido detenido por desacato a la autoridad. Saakashvili, que había regresado a Georgia desde Ucrania para asistir a las elecciones locales, fue detenido por las autoridades el 1 de octubre.

Ya bajo custodia, el expresidente mantuvo una huelga de hambre durante 50 días, fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital penitenciario tras perder el conocimiento y trasladado al hospital militar de Gori para continuar el tratamiento.

Saakashvili está siendo investigado en el marco de varios casos penales y se encontraba en búsqueda y captura por parte de las autoridades el país, que habían asegurado que lo detendrían tan pronto como cruzase la frontera.

Según la Fiscalía georgiana, el expresidente tiene una condena pendiente a nueve años de prisión: tres años por estar implicado en el asesinato del banquero Sandro Guirgvliani y otros seis por su relación con la paliza recibida por el diputado Valeri Guelashvili.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar