ATENTADOS CATALUÑA

Generalitat advierte de que no se puede "ocultar" información a los Mossos

Barcelona, 9 ago (EFE).- El conseller de Interior, Miquel Buch, ha dicho hoy que no ve "normal" que no constaran los antecedentes del imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty en los ficheros policiales y ha advertido de que no se puede "ocultar" información a los Mossos d'Esquadra, que no sabían que había estado en prisión.,En una entrevista a la emisora Rac-1, Buch se ha referido así al contenido de un informe que los Mossos d'Esquadra remitieron a la Audiencia Nacional cuatro días después de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:52

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha dicho hoy que no ve "normal" que no constaran los antecedentes del imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty en los ficheros policiales y ha advertido de que no se puede "ocultar" información a los Mossos d'Esquadra, que no sabían que había estado en prisión.

En una entrevista a la emisora Rac-1, Buch se ha referido así al contenido de un informe que los Mossos d'Esquadra remitieron a la Audiencia Nacional cuatro días después de los atentados del 17-A, en el que sostenían que no les constaba ninguna detención por parte de ningún cuerpo policial respecto de Es Satty, una figura clave en la célula terrorista.

"En las bases de datos figuran los antecedentes penales de todos. Lo normal sería que hubiese los datos, que parece ser que no existían. No deja de ser sorprendente", ha indicado Buch.

El conseller ha insistido en que a los Mossos no se les puede "esconder u ocultar ninguna información", ya que la seguridad en Cataluña "es competencia de la Generalitat".

Por este motivo, ha denunciado que los Mossos aún no tengan acceso a las bases de datos de las policías europeas y que no se estén cumpliendo los acuerdos de cooperación fijados en la última Junta de Seguridad, entre ellos incorporar a la policía catalana al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

Pese a que los antecedentes de Es Satty no figuraban en el informe de los Mossos d'Esquadra enviado al juez cuatro días después de los atentados, la Dirección General de Servicios Penitenciarios de la Generalitat remitió un escrito al juez el pasado 2 de octubre en el que sostenía que no le constaba que el imán hubiese estado en cárceles catalanas, pero que sí figuraba en la base de datos de los centros penitenciarios dependientes del Gobierno, donde se especificaba que ingresó en 2010 y salió en 2014.

Lo más