JUSTICIA UNIVERSAL

Garzón pide "dar la batalla" para conseguir una justicia universal total

El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha animado hoy a "seguir dando la batalla" para que la reforma de la ley de jurisdicción universal que estudiará el Congreso no restrinja ninguna posibilidad de investigar crímenes en el extranjero aunque no haya conexión de los hechos con España.,Se ha pronunciado así el exmagistrado acerca del éxodo masivo de los rohinyas de Myanmar (Birmania) a Bangladesh, un asunto sobre el que ha conversado hoy con el periodista de la

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:05

El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha animado hoy a "seguir dando la batalla" para que la reforma de la ley de jurisdicción universal que estudiará el Congreso no restrinja ninguna posibilidad de investigar crímenes en el extranjero aunque no haya conexión de los hechos con España.

Se ha pronunciado así el exmagistrado acerca del éxodo masivo de los rohinyas de Myanmar (Birmania) a Bangladesh, un asunto sobre el que ha conversado hoy con el periodista de la Agencia EFE Alberto Masegosa, autor del libro "Rohinyá. El drama de los innombrables y la leyenda de Aung San Suu Kyi".

Un "genocidio" -a ojos de la ONU- que comenzó el 25 de agosto del 2017 tras un ataque de un grupo insurgente que sirvió de pretexto para una represión del Ejército birmano contra esta minoría étnica con la "tutela y justificación", según ha recalcado Garzón, de la nobel de la Paz, consejera de Estado y jefa de facto del Gobierno birmano, Aung San Suu Kyi.

Con cierto escepticismo sobre la posibilidad de que los más de 700.000 rohinyás puedan volver a Birmania, un país que les niega la nacionalidad, ambos han charlado sobre los cauces existentes para investigar los hechos.

Uno de ellos es el principio de jurisdicción universal, amparado por la Ley de Justicia Universal que permite a los jueces investigar crímenes cometidos en el extranjero en base a una serie de requisitos, que ha sufrido recortes por parte de Gobiernos del PSOE y del PP en 2009 y 2014, y cuya reforma estudiará el Congreso.

Con el temor de que se regrese al modelo de 2009, que limitó los supuestos a los delitos de genocidio o lesa humanidad cuando las víctimas o los autores fueran españoles o residiesen en España, Garzón ha pedido recuperar un "principio de jurisdicción universal puro", que es el que recogió la ley de 1985.

Un proyecto que estaba inicialmente en la hoja de ruta del Ministerio de Justicia -que está impulsando activamente la reforma de la ley-, aunque "con correcciones", pero que, según Garzón, el PP no está dispuesto a apoyar, pues prefiere volver a la reforma de 2009.

Pero llevar la ley a 2009 significa, a ojos del exjuez, negar a las víctimas la posibilidad de reparación e impediría en este caso una eventual investigación del "clarísimo genocidio" de los rohingyas, ya que no existiría la necesaria conexión con España.

También Masegosa cree que "es difícil pensar" que los responsables "vayan a cumplir alguna pena", pero "el principal logro", ha dicho el periodista, sería que los responsables que promovieron el gran éxodo de la minoría musulmana Rohinya "fuesen señalados como criminales por la comunidad internacional".

Aunque es consciente de la improbabilidad de que eso ocurra pese a que los responsables "consiguieron sacar a un grupo étnico del mapa" y se siente "pesimista" de que el 90 % de los 2 millones de rohinyas que viven fuera de "su tierra" puedan regresar.

"Son innombrables, inexistentes e incontables porque no figuran en ningún censo", ha lamentado el periodista.

Garzón, por su parte, ha criticado a los políticos por "estar desnaturalizando" la justicia universal y "poniendo trabas" para luchar contra la impunidad y les ha animado a conseguir una "visión integradora de la justicia".

Lo más