JUANA RIVAS

La Fiscalía pide que se confirme condena a Rivas por sustracción de menores

La Fiscalía ha pedido que se confirme la condena a cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores a los que fue condenada por el Juzgado de lo Penal 1 de Granada Juana Rivas, quien formalizó un recurso de apelación ante la Audiencia de Granada contra ese fallo.,Fuentes del Ministerio Público han informado hoy a Efe de que la acusación pública ha solicitado que se desestime el referido recurso de apelación y que, por tanto, se confirme la sentencia condenat

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:26

La Fiscalía ha pedido que se confirme la condena a cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores a los que fue condenada por el Juzgado de lo Penal 1 de Granada Juana Rivas, quien formalizó un recurso de apelación ante la Audiencia de Granada contra ese fallo.

Fuentes del Ministerio Público han informado hoy a Efe de que la acusación pública ha solicitado que se desestime el referido recurso de apelación y que, por tanto, se confirme la sentencia condenatoria, coincidente con la petición de prisión que efectuó en el juicio.

La decisión de la Fiscalía coincide con la de la acusación particular ejercida por la expareja de Juana Rivas, el italiano Francesco Arcuri, que también ha impugnado el recurso al considerar que hay pruebas contundentes contra Juana Rivas y ha descartado su justificación como víctima de maltrato.

Juana Rivas formalizó, a través de su entonces defensa, un recurso contra su condena a cinco años de cárcel, por permanecer en paradero desconocido con sus hijos para evitar entregárselos a su expareja, y pidió su absolución al entender que el maltrato que sufrió justificó su forma de actuar.

La vecina de Maracena (Granada) fue condenada además a seis años de inhabilitación para la patria potestad de sus dos hijos y el fallo la obliga también a pagar las costas procesales, incluidas las de la acusación, y a indemnizar con 30.000 euros a Arcuri, condenado en 2009 por maltrato y al que ella volvió a denunciar en 2016.

A pesar de que durante el juicio contra Rivas esta manifestó en su defensa que había sido víctima de violencia de género por parte del italiano y que actuó para defender a sus hijos, el Juzgado de lo Penal 1 sostuvo en su resolución que ella optó por "explotar" el argumento de un maltrato no probado para obtener la custodia.

El magistrado también atribuyó a Juana Rivas, tras considerar probado que permaneció un mes en paradero desconocido con sus dos hijos para no entregarlos al padre, que orquestó "una campaña valiéndose de medios de comunicación y organismos públicos", que le dieron su "incondicional apoyo", con la "mal calculada creencia" de que así obtendría ventajas a su favor.

Lo más