COPE

Fiscalía pide 5 años de prisión para una pareja acusada de introducir droga en la cárcel de A Lama durante un vis a vis

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:09

La Sección Cuarta de la Audiencia de Pontevedra ha celebrado este martes un juicio por un delito contra la salud pública en el que la Fiscalía demanda cinco años de cárcel para una mujer y su compañero sentimental, interno en el centro penitenciario de A Lama, sospechosos de introducir droga en la prisión tras mantener un encuentro vis a vis.

Según ha declarado la acusada, que ha respondido únicamente a las preguntas de su abogado, el día 12 de abril de 2019 acudió al centro penitenciario de A Lama para disfrutar de un vis a vis íntimo con su pareja, interno en dicha prisión.

La mujer, que ha negado los hechos, ha contado que fue sometida a cacheos integrales a la entrada y a la salida de la cárcel sin que le fuese detectada ninguna sustancia estupefaciente. También ha explicado que consume drogas desde que tenía 15 años y que se ha sometido a tratamientos de desintoxicación en Proyecto Hombre, Alborada y Érguete.

Por su parte, el acusado ha declarado ante el tribunal que la droga la adquirió "en la cárcel a un moro del módulo" al que identificó como "Mohamed", negando que se hubiese puesto previamente de acuerdo con la mujer para que ese día la acusada introdujese estupefacientes en el centro penitenciario.

Antes de entrar en el vis a vis, el hombre no fue cacheado, pero al salir del encuentro íntimo fue sometido a un registro en el que se le intervino cocaína oculta en una de sus zapatillas y él mismo colaboró explicando que también tenía hachís escondido en el ano. Las sustancias, una vez pesadas y analizadas, resultaron ser 2,552 gramos netos de cocaína con una riqueza del 75,87% y 30,8 gramos netos de resina de cannabis. En el mercado ilegal la cocaína intervenida tenía un valor de 25 euros, y el hachís de 170 euros.

NIEGA QUE FUERA PARA LA VENTA

El acusado ha explicado que compró esa cantidad porque resultaba más barato que adquirir dosis más pequeñas, negando que la tuviese destinada a la venta y suministro a terceras personas.

Además ha dicho que llevaba la droga siempre consigo para evitar los constantes controles que hay en prisión. Al igual que hiciera su pareja, el acusado también reconoció su adicción a las drogas "desde los 15 años". Desde septiembre de 2014 estaba ingresado en prisión por un delito de tráfico de drogas.

Durante la vista oral comparecieron varios funcionarios de prisiones que firmaron el acta de intervención de la droga y cuya función era controlar a los internos en sus comunicaciones con personas del exterior. Igualmente, el subdirector del Centro Penitenciario de A Lama ha explicado que fue él quien dio la orden de cacheo partiendo de una "sospecha", ya que en anteriores ocasiones a este interno ya le habían intervenido droga. "Tenía la certeza de que iba a meter droga por los antecedentes", ha dicho, a preguntas de la Fiscalía.

El juicio se retomará el próximo jueves 21 de enero, al no poder asistir hoy uno de los testigos considerados por la Fiscalía "prueba de cargo".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo