Más directos

JUICIO VILLA (Previsión)

El fiscal mantiene los 5 años de cárcel para Villa por "corromper el SOMA"

El juicio contra el ex dirigente sindical José Ángel Fernández Villa ha quedado hoy visto para sentencia y el fiscal ha mantenido su petición de cinco años por "corromper" el sindicato minero SOMA, la acusación particular ha elevado la pena a seis años y la defensa ha pedido la libre absolución.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15:15

El juicio contra el ex dirigente sindical José Ángel Fernández Villa ha quedado hoy visto para sentencia y el fiscal ha mantenido su petición de cinco años por "corromper" el sindicato minero SOMA, la acusación particular ha elevado la pena a seis años y la defensa ha pedido la libre absolución.

La vista oral se ha iniciado esta mañana con el informe de calificación final del fiscal, quien ha incidido en que Villa mantuvo "una continuidad delictiva, que no era puntual" y que condujo a la "descapitalización" del SOMA-UGT, que lideró durante 35 años.

Villa tomaba decisiones que "eran aceptadas y respaldadas" por "todos y nadie lo discutía porque le protegían", lo que propició que pudiera "descapitalizar el sindicato", ha sostenido el fiscal, quien imputa al ex líder sindical un delito continuado de apropiación indebida por el desvío de 434.158 euros del sindicato a su patrimonio personal.

La acusación pública ha calificado a Villa como "el amo que dominaba con mano de hierro al sindicato", y ha rechazado que en el "descontrol" de la contabilidad del SOMA tenga alguna responsabilidad el ex contable Juan Cigales.

El fiscal ha añadido que Villa, pese a tener embargados sus bienes, regularizó 1,4 millones de euros al acogerse a la amnistía fiscal y ha explicado que aún posee una alta capacidad económica y una pensión.

Asimismo, el fiscal ha censurado la conducta de Villa, que ha calificado de "ilegítima" al no estar respaldada por "decisión alguna de autorización de la Junta de Administración" y, pese a ello realizó "unos gastos asombrosos" que pasaba al sindicato pese a ser exclusivamente "personales".

A continuación ha tomado la palabra el abogado Miguel García-Vigil, que ejercita la acusación particular en representación del SOMA, quien ha asegurado que Villa era "la persona más poderosa de Asturias" y eso le permitió crear una estructura a su semejanza con una falta de mecanismos de control por su poder omnímodo".

El letrado ha recordado que las secretarias de Villa declararon en el juicio que ellas cobraban los cheques que luego le entregaban personalmente y que les pedía "su discreción".

Igualmente ha destacado cómo el ex contable Juan Cigales había llegado a manifestar que cuando él preguntó por algunos gastos sin justificar le dijeron: "tú paga y chitón".

El abogado ha reiterado que las cuentas "no se exponían, ni detallaban" y que Villa "planeó y planificó" una estructura a su conveniencia para eludir ese control sindical.

Por su parte, la abogada defensora de Villa, Ana García Boto, ha negado que haya habido "una continuidad delictiva" y ha advertido de que su enjuiciamiento es un "encarnizamiento judicial" hacía él tras haber sufrido dos anginas de pecho que "podrían derivar en cualquier momento en un infarto".

Esas dos anginas de pecho son las que, a lo largo del proceso judicial, han llevado a su ingreso en el departamento de Cardiología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y han obligado a suspender dos veces el juicio.

La letrada ha alegado vulneración del derecho de la defensa a tener "un juicio justo", entre otras razones, por haber sentado en el banquillo a Villa, de 75 años, sin "la prueba de contradicción" pese a su delicado estado de salud y los dos ingresos hospitalarios.

La letrada ha afirmado que Villa es "inocente" y ha recordado que la regularización de 1,4 millones de Villa aún no ha derivado "en una imputación", por lo que ha solicitado que se condene al sindicato a pagar las costas del juicio "por su temeridad, al precipitarse en la imputación para hacer leña del árbol caído".

Fernández Villa ha intervenido en el turno de última palabra en la Audiencia de Oviedo y ha dicho que tiene "déficits físicos muy importantes" que le limitan y le provocan "confusionismo".

Lo más