Boletín

Felipe González sobre la negociación con el Govern: "No valen los goles metidos con la mano"

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:05

Aboga por que la negociación de la crisis catalana no se quede en el blanco o negro porque también "hay grises"

El expresidente del Gobierno, Felipe González, ha insistido en que "hay que respetar las reglas de juego" de la democracia si se quieren retomar las negociaciones entre el Gobierno central y el Govern, asegurando que "no valen los goles metidos con la mano" porque están "fuera de las normas" del fútbol.

González ha hecho una metáfora con este deporte para explicar que no se puede dar una solución a la crisis catalana fuera de las leyes que marca la Constitución como piden los partidos independentistas al exigir un referéndum de autodeterminación que no está contemplado en la Carta Magna.

"Si alguien dice que lo democrático es meter goles con la mano, lo siento mucho. Si alguien dice que eso es democracia, lo lamento mucho", ha reiterado en su intervención en la presentación de la plataforma 'Revolución de las pequeñas cosas'.

Una situación que "parece que es difícil de comprender" para aquellos que intentan meter goles con la mano, a los que González les recuerda que "hay que respetar las reglas del juego" incluso "para cambiarlas". Según ha indicado, es "legítimo" cambiar las reglas del juego, pero para ello primero hay que respetarlas poniendo en valor "la moderación y el diálogo".

"Hay que recuperar eso, no hay democracia contra las reglas del juego. Una mentira repetida cien veces no se convierte en realidad", ha puntualizado González, que admite que es un camino difícil porque "no hay respuestas simples a problemas complejos".

Es por ello, que ha pedido a los partidos políticos que no se queden en el blanco o negro y aboga por "volver respetuosa y educadamente a poner en valor los grises" y dejar a un lado "el querer llevar toda la razón".

Ha continuado así en la misma línea del pasado lunes cuando defendió que tiene que haber diálogo entre el Gobierno y el Govern dentro de la Constitución, aunque ha admitido que los grises "se van perdiendo" después de que las negociaciones encallaran el pasado viernes.

González ha reconocido que no existe una fórmula exacta para resolver la crisis catalana, pero sí considera que se está más lejos de poder avanzar si "se inventa una democracia más allá de las reglas del juego".

Para él, la política se debería de encargar de todos los problemas de la ciudadanía, pero en este caso la dirección que lleva "es la contraria". "Se ocupa de discursos ideológicos, salvo cuando las ideologías sirven de coraza para ocultar la falta de ideas que hay dentro", ha especificado.

El expresidente ha criticado además que hoy en día las leyes "se hacen con una brocha gorda y con grandes trazos", por lo que no resuelven correctamente los problemas del país. "Yo les pediría que por favor utilicen el pincel y no la brocha gorda", ha apostillado.

Lo más