FRANCIA INCENDIO

Familias de víctimas de Pau viajan mañana desde Sevilla tras ser localizadas

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha contactado con los familiares en Sevilla de los cuatro fallecidos españoles en Pau (Francia), en un caso catalogado como de violencia machista, en el que ha fallecido el presunto autor, un ciudadano francés, su pareja, el hijo de esta, su padre y su pareja sentimental.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:28

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha contactado con los familiares en Sevilla de los cuatro fallecidos españoles en Pau (Francia), en un caso catalogado como de violencia machista, en el que ha fallecido el presunto autor, un ciudadano francés, su pareja, el hijo de esta, su padre y su pareja sentimental.

Los cuatro españoles son J.M.R., de 65 años, y su pareja sentimental, así como M.M.P. de 36 años y el hijo de ésta, de dos años, según el Ayuntamiento de Pilas (Sevilla).

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Andalucía han informado de que los familiares han sido localizados poco después de conocerse la identidad de los fallecidos, aunque ha sido más difícil encontrar a alguien con parentesco con la pareja del padre, que finalmente se ha localizado a través de la Policía Local de Arahal, también en la provincia de Sevilla.

Todos ellos ya han recibido instrucciones para volar cuanto antes a Pau para reconocer los cadáveres, mientras que se les ha informado de que se les espera mañana miércoles, con el fin de que los reconozcan antes de realizarse las autopsias, que se esperan hacer el jueves por la mañana.

El teniente de alcalde de la ciudad, Marc Cabane, que se trasladó al lugar de los hechos, relató que fueron los vecinos quienes llamaron a los bomberos sobre las 6.30 horas (4.30 GMT) alertados por la sangre que corría fuera de la vivienda.

A su llegada, los bomberos se encontraron un sofá incendiado y, junto a él, cinco cuerpos sin vida con signos de violencia.

La investigación apunta a que uno de los adultos mató a los otros tres y, posteriormente, se suicidó, mientras que el menor falleció a causa del incendio, ya que no presentaba heridas externas.

Las llamas obligaron a evacuar a los 27 habitantes del edificio, que fueron provisionalmente albergados en dependencias municipales, pero que podrán integrar sus viviendas en breve, puesto que solo quedará cerrado el primer piso.

Lo más