COPE

Etiopía promete aumentar sus esfuerzos para resolver pacíficamente las disputas fronterizas con Sudán

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:58

El Gobierno de Etiopía ha prometido este martes fortalecer sus esfuerzos para resolver de forma pacífica las disputas con Sudán en la frontera, al tiempo que ha recalcado que Adís Abeba no tiene interés en entrar una guerra con el país vecino.

El portavoz del Ministerio de Exteriores etíope, Dina Mufti, ha resaltado que los recientes incidentes en la frontera "no reflejan el principio de solidaridad y fraternidad entre ambos países y ha agregado que Adís Abeba tiene como objetivo "redoblar sus esfuerzos para trasladar la fuerte relación bilateral en una mayor cooperación estratégica".

Así, ha denunciado "ataques organizados" por parte del Ejército sudanés en los que se ha usado "armamento pesado" y ha añadido que "productos agrícolas de etíopes son saqueados", incidentes en los que además "varios civiles han sido asesinados o han resultado heridos".

Dina ha apostado por ello por "reactivar los mecanismos existentes" y "buscar una solución amistosa" sobre los asuntos de asentamiento y cultivo, que ha descrito como "la única vía para lograr una solución duradera a los problemas en la frontera", según ha informado el Ministerio de Exteriores a través de su página en la red social Facebook.

"Creemos que el aumento de la presencia de seguridad y el recrudecimiento innecesario sólo empeorarán la situación y crearán una tensión sin sentido en la frontera, además de alterar las actividades diarias de los pueblos que viven en la zona fronteriza", ha explicado.

Los gobiernos de ambos países iniciaron la semana pasada los trabajos sobre la demarcación de su frontera, después de la llegada de una delegación etíope de alto nivel a Jartum para abordar las tensiones de los días previos.

El Gobierno sudanés denunció el 16 de diciembre en un comunicado publicado por el primer ministro, Abdalá Hamdok, que el ataque fue ejecutado contra una patrulla que "volvía a su base tras inspeccionar la zona en los alrededores de Yebel Abú Teyor, dentro de territorio sudanés".

Fuentes militares sudanesas vincularon lo sucedido con un intento de estas fuerzas de impedir el despliegue del Ejército sudanés en zonas cultivadas por agricultores etíopes en territorio de Sudán, algo que fue permitido por el expresidente Omar Hasán al Bashir, derrocado en abril de 2019 en un golpe de Estado tras meses de movilizaciones en su contra, y sobre lo que las nuevas autoridades tienen una postura diferente.

En respuesta, Dina manifestó en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC que el incidente fue "una medida de precaución, después de que milicianos sudaneses intentaran cruzar la frontera para incautarse propiedades de agricultores etíopes".

Por ello, el portavoz del Gobierno sudanés, Faisal Mohamed Salé, incidió la semana pasada en la importancia de demarcar la frontera. "Cuando la frontera está demarcada, se puede discutir todo, incluido el asunto de los agricultores etíopes en territorio sudanés. Esa es la postura oficial del Gobierno de Sudán", zanjó.

La tensión ha aumentado en la zona a raíz de la ofensiva de las fuerzas federales etíopes contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) en la región de Tigray, situada en el norte de Etiopía y en la frontera con Sudán, lo que ha provocado además que más de 50.000 personas hayan cruzado a territorio sudanés huyendo de los combates.

Las autoridades federales etíopes anunciaron a finales de noviembre el fin de la ofensiva en Tigray, iniciada el 4 de noviembre por orden de Abiy tras un ataque ejecutado por el TPLF, que gobernaba en la región, contra una importante base del Ejército en la capital regional, Mekelle.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar