Estiércol y basura a las puertas de las sedes judiciales en Cataluña

Desde la Asociación Profesional de la Magistratura denuncian que están totalmente desprotegidos

Captura de Twitter

 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 04 dic 2018

La Asociación Profesional de la Magistratura de Cataluña (APM) ha exigido al Departamento del Interior de la Generalitat y al Ministerio del Interior "adoptar medidas" para evitar nuevos "ataques intolerables" de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) en los juzgados catalanes.

Así lo ha comunicado la Sección Territorial de Cataluña de la APM, después de que los CDR han volcado este lunes, por segunda vez en menos de un mes, estiércol y basura en varios edificios judiciales de esta comunidad para "denunciar" las últimas sentencias o resoluciones de la justicia española relacionadas con el "procés".

Según la APM, estas actuaciones "de los sectores más radicales del independentismo" son "cada vez más habituales" y resultan "intolerables e insostenibles en un Estado de Derecho".

Ante esta situación, la Asociación Profesional de la Magistratura de Cataluña ha exigido a las autoridades que "garanticen la seguridad, no solo de los edificios judiciales, sino sobre todo de los jueces, magistrados, fiscales y resto de personal al servicio de la administración de justicia".

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han volcado este martes estiércol y basura en las puertas de los juzgados de Mollet del Vallès, Sabadell, Rubí, Manresa, Vilanova i la Geltrú, Mataró, Vic, Cerdanyola del Vallès, en la provincia de Barcelona, Girona, Sant Feliu de Guíxols y Figueres, en la demarcación gerundense, en Tortosa y Tarragona, y en Solsona (Lleida).

En su cuenta oficial de Twitter, los CDR han colgado imágenes de los accesos a estos juzgados con restos de excrementos y bolsas de basura, junto a carteles que denuncian que la justicia española "es una mierda".

 

En concreto, en el juzgado de Mollet del Vallés aparece un cartel con el lema "Salvemos a Sànchez y Turull", que el sábado pasado, 1 de diciembre, iniciaron una huelga de hambre desde la prisión de Lledoners para denunciar que el Tribunal Constitucional "bloquea" sus recursos y eso les impide acudir a la justicia europea.

Precisamente este lunes, los exconsellers Josep Rull y Joaquim Forn, también en prisión preventiva en la cárcel de Lledoners (Barcelona), han anunciado que esta madrugada se sumarán a la huelga de hambre.

Esta no es la primera acción reivindicativa de los CDR en las puertas de los juzgados catalanes, pues el pasado 12 de noviembre estos grupos volcaron también estiércol y basura en los accesos de los juzgados de Granollers y Manresa, en la provincia de Barcelona, Gandesa (Tarragona), Solsona (Lleida), y en Figueras, Sant Feliu de Guíxols y Santa Coloma de Ferners (Girona).

Lo más