ELVIRA RODRÍGUEZ (Entrevista)

Elvira Rodríguez: "Mi vuelta no es un guiño a Aznar, sino a mi trayectoria"

La exministra de Medio Ambiente Elvira Rodríguez, candidata en el puesto número cinco del PP por Madrid y que se sitúa al frente del equipo económico del PP, ha asegurado que su vuelta a la primera línea política "no es un guiño" al expresidente José María Aznar, sino a su propia trayectoria y experiencia.,En una entrevista con Efe, ha rechazado que ella sea una "reposición aznarista" en el PP y ha considerado que lo que se busca es dar un mensaje de "confi

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:42

Mónica Sequeiro

La exministra de Medio Ambiente Elvira Rodríguez, candidata en el puesto número cinco del PP por Madrid y que se sitúa al frente del equipo económico del PP, ha asegurado que su vuelta a la primera línea política "no es un guiño" al expresidente José María Aznar, sino a su propia trayectoria y experiencia.

En una entrevista con Efe, ha rechazado que ella sea una "reposición aznarista" en el PP y ha considerado que lo que se busca es dar un mensaje de "confianza" a los españoles al resituar a candidatos que pueden "poner encima de la mesa muchas realizaciones", como ella misma o la número dos por Madrid, Ana Pastor.

Rodríguez, que es la cara visible del PP a nivel económico para el 10N, también se ha mostrado convencida de que su papel en el partido tras las elecciones no será el de diputada rasa porque por su capacidad no está "para calentar una silla en el Congreso", sino que puede "hacer más cosas".

Sobre la situación que puede haber tras la repetición electoral, ha augurado que será aún "más difícil" que la actual, por lo que ha advertido de que habrá que "hacer los esfuerzos posibles para tener un Gobierno estable", ya que uno inestable sería "más lesivo" que no tener ninguno.

"Yo digo que el 11N va a haber que empezar a trabajar y a lo mejor vemos cosas nuevas en España que no estarían mal", ha afirmado.

Si estos esfuerzos podrían incluir o no una gran coalición entre PSOE y PP, es algo que tendrá que esperar al 11 de noviembre, cuando será el momento de sentarse a hablar "con programas y resultados encima de la mesa", ha apuntado.

Y ha aventurado que si la suma del PSOE y PP es la única que puede dar un Gobierno estable, los socialistas podrían están dispuestos a renunciar a parte de su programa y hacer un "win-win", es decir, apostar por lo que les "une" y "hacer una gran coalición", como la de Alemania.

La exministra ha asegurado que el PP, por su parte, sigue estando "donde estaba" como una formación de centro derecha "moderna", que le gusta "hacer reformas" y no tener "ocurrencias", como puede pasar en otros partidos.

Por eso, no interpreta su reincorporación a las listas como una corrección del rumbo tras la gran renovación que se produjo en las candidaturas del 28 de abril.

Significa que "todos" tienen sitio en el partido y que quiere lanzar el mensaje a los españoles de que "por si alguien se había olvidado, estamos ahí", ha destacado, y el PP supone "una garantía" para gestionar la cosa pública porque "sabe hacer las cosas".

"Si abres tu espectro puede aportar más valor añadido y eso es lo que estamos ofreciendo a los españoles: más valor añadido", ha asegurado.