Más directos
Boletín

EEUU sanciona a cuatro funcionarios venezolanos acusados de torturas

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:57

Estados Unidos ha sancionado este viernes a cuatro funcionarios de las fuerzas de seguridad de Venezuela acusados de presuntas torturas y otras violaciones de los Derechos Humanos.

El Departamento del Tesoro ha incluido en su 'lista negra' al general Rafael Ramón Blanco Marrero, el coronel Rafael Antonio Franco Quintero, el coronel Esteban Hannover Guerrero Mijares y el mayor Alexander Enrique Gramko Arteaga.

Todos ellos trabajan en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), cuerpo de seguridad al que la oposición venezolana acusa de torturar hasta la muerte al capitán de corbeta Rafael Acosta.

La Administración de Donald Trump ya sancionó el pasado 11 de julio a la propia DGCIM por la muerte de Acosta, "el más reciente alarde de la brutalidad de una agencia conocida por sus métodos violentos", dijo entonces.

Las sanciones suponen el bloqueo de todos los activos que los afectados tengan bajo jurisdicción estadounidense, la prohibición de hacer negocios con individuos o compañías norteamericanas y una prohibición de viaje.

Estados Unidos ha sancionado ya a varios funcionarios 'chavistas', incluidos Maduro y su hijo, por corrupción, narcotráfico y violaciones de los Derechos Humanos, así como a las empresas vinculadas a la élite gobernante, también la industria petrolera, principal fuente de ingresos de Venezuela.

LA MUERTE DE ACOSTA

Acosta fue detenido el pasado 21 de junio por la Dirección General de Contrainteligencia Militar junto a otros seis uniformados por su presunta implicación en la asonada militar del 30 de abril con la que el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, pretendía derrocar a Maduro.

Murió mientras estaba bajo custodia de la DGCIM tras aparecer ante un tribunal en silla de ruedas e incapaz de hablar. La oposición sostiene que fue torturado y ha exigido una investigación internacional para esclarecer los hechos. El Gobierno, por su parte, ha abierto una investigación interna por la que ya han sido detenidos dos agentes de la DGCIM.

Lo más