JUICIO ESTAFA

Dos años por ocultar durante 20 años la muerte del abuelo y cobrar su pensión

Una vecina de A Estrada (Pontevedra) ha aceptado este jueves ser condenada a dos años de prisión por haber ocultado a la Seguridad Social durante más de veinte años el fallecimiento de su abuelo para seguir cobrando su pensión.,La acusada ha reconocido que no informó de la muerte de su abuelo, en enero de 1996, por lo que siguió cobrando su pensión mensual hasta octubre de 2016 -cuando el hombre tendría 105 años- hasta quedarse con unos 132.000 euros.,Las cantidades me

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:05

Una vecina de A Estrada (Pontevedra) ha aceptado este jueves ser condenada a dos años de prisión por haber ocultado a la Seguridad Social durante más de veinte años el fallecimiento de su abuelo para seguir cobrando su pensión.

La acusada ha reconocido que no informó de la muerte de su abuelo, en enero de 1996, por lo que siguió cobrando su pensión mensual hasta octubre de 2016 -cuando el hombre tendría 105 años- hasta quedarse con unos 132.000 euros.

Las cantidades mensuales cobradas por la mujer oscilaron entre los 329,50 euros que tenía su abuelo como pensión en 1997 y los 603,50 euros que alcanzó al final por la revalorización de las pensiones públicas.

El fiscal jefe de Pontevedra, Juan Carlos Aladro, ha explicado que la acusada es "insolvente" por lo que el problema surge entre el Banco de Santander, donde el anciano tenía domiciliada su pensión y, por lo tanto funcionaba como pagador, y la entidad que enviaba el dinero mensualmente, que es la Seguridad Social.

La Fiscalía sostiene que "evidentemente" ha existido una "negligencia" al no haber comprobado nadie que el anciano había fallecido, algo que ha reconocido no era "imperativo" para la entidad bancaria.

La responsabilidad inicialmente es de la acusada, pero "debió haberse comprobado por ambos", entiende el fiscal, ya que ni la Seguridad Social ni el Banco Santander exigieron a la acusada una fe de vida o un certificado de que su abuelo estuviese vivo.

Aladro ha informado de que, ante la insolvencia de la mujer, es el banco el que debe reingresar el dinero a las arcas de la Seguridad Social -solo ha devuelto los 33.010 euros correspondientes a los últimos cuatro años, ya que alega que el resto de cantidades han prescrito-, cuestión con la que difiere la Fiscalía al entender que se trata de un delito continuado.

Lo más