TRIBUNALES HOMICIDIO

Dos años de cárcel por matar de un disparo a un hombre durante una montería

Un hombre ha sido condenado a dos años de cárcel por un delito de homicidio imprudente por matar de un disparo a una persona que junto a él participaba en una montería de caza en el término de Alájar (Huelva) en febrero de 2016.,Así se recoge en una sentencia de la Audiencia Provincial de Huelva, que estima parcialmente el recurso de apelación interpuesto por la acusación particular y eleva de 219.692 a 243.253 euros la indemnización conjunta que el acusado ha de abonar a l

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:29

Un hombre ha sido condenado a dos años de cárcel por un delito de homicidio imprudente por matar de un disparo a una persona que junto a él participaba en una montería de caza en el término de Alájar (Huelva) en febrero de 2016.

Así se recoge en una sentencia de la Audiencia Provincial de Huelva, que estima parcialmente el recurso de apelación interpuesto por la acusación particular y eleva de 219.692 a 243.253 euros la indemnización conjunta que el acusado ha de abonar a la esposa, padres y tres hermanos del fallecido.

Confirma, por otra parte, el resto de los pronunciamientos de la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 4 de Huelva, como la pena de prisión o concederle la suspensión de esta durante un plazo de 3 años, bajo la condición de no delinquir en dicho plazo de suspensión y al cumplimiento de 120 jornadas de trabajos en beneficio de la comunidad.

Se considera probado que sobre las 14:30 horas del 21 de febrero de 2016, el acusado participaba en una montería de caza en el coto "Los Prietos", explotado por la Sociedad de Cazadores "Arias Montano II" de Alájar (Huelva) y efectuó dos disparos con su rifle, con omisión de la diligencia debida, alcanzando uno de ellos a un hombre, de 31 años, causándole de forma inmediata la muerte por traumatismo craneoencefálico secundario.

Al acusado lo situó en su puesto una tercera persona, cuando el que debía haberlo situado era el fallecido, el cual se dirigía a retirar de su puesto al acusado en el momento del incidente, siendo uso habitual y norma comúnmente aceptada en las monterías que a cada montero lo recoge de su puesto una vez finalizada la montería la persona que lo ha situado en él.

El disparo lo realizó el acusado con omisión de normas básicas de cuidado consistentes en realizar el mismo habiendo finalizado hacía escasos minutos la montería recogiéndose ya los participantes, en dirección prohibida en línea con los puestos de al lado y sin ver de forma clara e inequívoca a lo que disparaba.

Lo más