Boletín

La dirección del PDeCAT se reunirá de nuevo este lunes tras la crisis abierta por las listas

La dirección del PDeCAT se reunirá de nuevo este lunes tras la crisis abierta por las listas

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:35

Será la primera reunión de la ejecutiva después de que se suspendiera la del lunes pasado

La dirección del PDeCAT, que preside David Bonvehí, se reunirá de nuevo este lunes tras la crisis abierta en el seno del partido por la confección de las listas a las elecciones generales y europeas tras la imposición de nombres vinculados al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y de que se relegaran otros como el de Carles Campuzano, Jordi Xuclà y Marta Pascal.

Será la primera reunión de la ejecutiva del partido después de que se suspendiera la del lunes pasado, después de que el día anterior se confirmara que el cabeza de lista a las elecciones europeas sería Puigdemont, y que Jordi Sànchez lideraría la candidatura de JxCat al Congreso, acompañado de nombres afines al expresidente catalán como Laura Borràs, Míriam Nogueras, Ramon Tremosa y Jaume Alonso-Cuevillas.

Sin embargo, en las candidaturas se excluyeron nombres como el de Campuzano y Xuclà, diputados actuales en el Congreso, y el de la excoordinadora general del PDeCAT y actual senadora, Marta Pascal.

También se oficializó el salto de la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, al ayuntamiento de Barcelona como número dos de Joaquim Forn, y la pugna entre el PDeCAT y los partidarios de Puigdemont se centra en que los primeros quieren que Neus Munté sea la número tres y los segundos quieren a Ferran Mascarell, que finalmente confluirá con esta candidatura pero se desconoce en qué puesto.

El malestar en las filas del PDeCAT es notorio, y así lo manifestó públicamente Xuclà este jueves al acusar a Bonvehí de haber entregado "las llaves de la formación a una entidad un poco nebulosa", en alusión implícita a la Crida, impulsada por Puigdemont y cuyo presidente es Jordi Sànchez.

Campuzano también ha manifestado sus discrepancias y la necesidad de que el PDeCAT haga una reflexión y aborde los debates que sean necesarios "sin presiones ni chantajes emocionales de ningún tipo" tras el ciclo electoral de los próximos meses, además de defender que la política en el Congreso no puede consistir en bloquear todas las iniciativas que se planteen.

TRAS LAS ELECCIONES

Fuentes consultadas por Europa Press destacan que el peso del PDeCAT en el ámbito territorial y que abrir ahora una crisis en el partido no les ayudaría de cara a las municipales de mayo, y por ello apuestan por abrir un debate a fondo una vez pasen los comicios y analicen el resultado obtenido en las tres citas electorales.

Aunque una parte las citadas fuentes descartan un congreso extraordinario, sí avalan la posibilidad de convocar una convención ideológica para abordar lo ocurrido y reconducir la situación, y sería entonces cuando los moderados podrían presentar batalla si los resultados electorales no acompañan a Puigdemont.

Desde el PDeCAT reivindican que tienen los derechos electorales, lo que consideran clave, y que, pese a la coalición con JxCat para concurrir a las elecciones, el partido no tiene intención de disolverse.

Lo más