SUCESOS ESTAFA

Detenidos en Valencia tres miembros de una misma familia por estafa

Valencia, 13 jul (EFE).- Tres miembros de una misma familia han sido detenidos en Valencia por estafa tras comprar productos electrónicos a través del uso fraudulento de múltiples tarjetas de crédito para posteriormente venderlos en webs de compraventa, operación por la que hay al menos 25 perjudicados en toda España.,Según un comunicado de la Policía, agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han detenido en una operación conjunta a un padre y sus dos hijos, de entre 35 y 69 años y o

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 11:53

Tres miembros de una misma familia han sido detenidos en Valencia por estafa tras comprar productos electrónicos a través del uso fraudulento de múltiples tarjetas de crédito para posteriormente venderlos en webs de compraventa, operación por la que hay al menos 25 perjudicados en toda España.

Según un comunicado de la Policía, agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han detenido en una operación conjunta a un padre y sus dos hijos, de entre 35 y 69 años y origen colombiano, como presuntos autores de un delito de estafa y, además, a la hija se le imputan los delitos de falsificación de tarjetas de crédito y usurpación de estado civil.

Las investigaciones se iniciaron en octubre pasado al tener conocimiento los agentes del uso fraudulento de tarjetas de crédito falsificadas o sin el consentimiento de su titular con las que se realizaban compras de productos electrónicos a través de la web de varios comercios.

Los agentes averiguaron que una vez recibían los productos los ponían a la venta en webs de compraventa de productos entre particulares.

La mercancía comprada llegaba a una peluquería del distrito del Marítimo de Valencia y en ocasiones a otras personas que posteriormente los entregaban en la peluquería.

El valor de los productos adquiridos fraudulentamente asciende a más de 20.000 euros y hay al menos 25 perjudicados por estos hechos en toda España.

Los policías realizaron dos registros, en el domicilio familiar y en la peluquería, en los que intervinieron ocho teléfonos móviles de alta gama, tres ordenadores portátiles y un televisor de 55 pulgadas. EFE.

Lo más