AGRESIÓN HOMÓFOBA

Denuncian una agresión homófoba al dueño de un bar en Torremolinos (Málaga)

El propietario de un bar de Torremolinos (Málaga) ha sido víctima de una agresión homófoba por parte de dos jóvenes que, al ver la bandera arco iris en el negocio, golpearon al hombre con las ramas de un árbol cercano, según ha denunciado la Federación Andaluza de Asociaciones LGBT.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 20:19

El propietario de un bar de Torremolinos (Málaga) ha sido víctima de una agresión homófoba por parte de dos jóvenes que, al ver la bandera arco iris en el negocio, golpearon al hombre con las ramas de un árbol cercano, según ha denunciado la Federación Andaluza de Asociaciones LGBT.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 7 de septiembre y según el relato del dueño del local, se encontraba trabajando junto a su pareja cuando vio a dos jóvenes escupir al pasar por delante de la bandera arco iris, ha relatado la Federación a través de un comunicado.

En ese momento, la pareja se quedó mirando a los jóvenes por su gesto irrespetuoso y los agresores respondieron con un "¿qué pasa, maricones?", motivo por el que la víctima se acercó a ellos para pedir explicaciones.

Según el relato, los agresores arrancaron ramas de un árbol cercano y comenzaron a golpear al propietario del local por todo el cuerpo hasta que una persona vestida de paisano que se identificó como policía separó a los atacantes de la víctima a la espera de que la Policía Nacional llegara al lugar de los hechos.

Aun así, explica el comunicado, los dos jóvenes continuaron amenazando al hombre, al que llegaron a decir que le cortarían el cuello cuando estuvieran a solas.

Tras los hechos, la víctima acudió a Urgencias para ser tratada de las lesiones y posteriormente a comisaría, donde interpuso la correspondiente denuncia por agresión homófoba, según ha detallado la directora del Observatorio Andaluz contra la Lgbtifobia, Natalia Ronco.

Por su parte el presidente de la asociación Colega de Torremolinos, Santiago Rubio, ha lamentado los hechos y ha explicado que se trata de "una pésima noticia" sobre todo por haber ocurrido en una localidad que "abandera los derechos del colectivo".

Lo más