JUICIO ERE

Defensas renuncian a 6 testigos como senador Caballos y exdiputado Ramón Díaz

Las defensas del expresidente de la Junta José Antonio Griñán, el exconsejero de Empleo Antonio Fernández y el exdirector de Trabajo Juan Márquez -juzgados en la pieza política del caso ERE- han renunciado a 6 testigos, entre ellos el senador José Caballos y el exdiputado Ramón Díaz, ambos socialistas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 17:28

Las defensas del expresidente de la Junta José Antonio Griñán, el exconsejero de Empleo Antonio Fernández y el exdirector de Trabajo Juan Márquez -juzgados en la pieza política del caso ERE- han renunciado a 6 testigos, entre ellos el senador José Caballos y el exdiputado Ramón Díaz, ambos socialistas.

Así, el abogado de Griñán, Jose María Mohedano, ha renunciado a que testifiquen el ex secretario general del PSOE sevillano y actual senador José Caballos así como a otros dos testigos, Lorenzo Javier García y María del Pilar Díaz Jiménez.

Por su parte, el letrado de Fernández, Alfonso Martínez del Hoyo ha renunciado a que declare en el juicio la expresidenta del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) Mercedes Rodríguez-Piñero, que estaba citada para este miércoles.

En cuanto a la defensa de Márquez, que ejerce el abogado Manuel Pérez Cuajares, ha declinado que comparezcan como testigos el exdiputado socialista que fue asesor de la Dirección General de Trabajo que concedía las ayudas investigadas y José Andrés Rodríguez, que también trabajó en dicho departamento durante la etapa de Juan Márquez, que es su tío.

Todos ellos han hecho constar ya por escrito dichas renuncias si bien antes de comenzar la sesión de esta tarde lo han hecho constar de viva voz al tribunal de la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla que enjuicia a 22 ex altos cargos de la Junta, acusados de prevaricación y malversación por crear o mantener un "procedimiento específico" con el que durante una década se repartieron 850 millones en ayudas sociolaborales y a empresas en crisis de forma arbitraria y eludiendo el control, según la Fiscalía.

Lo más