COPE

ATENTADOS CATALUÑA

Defensas de los acusados del 17A alegan que no participaron en los atentados

Los abogados de Mohamed Houli y Driss Oukabir, acusados de preparar los atentados de Las Ramblas de Barcelona y Cambrils (Tarragona) en 2017, han alegado en el juicio que estos no participaron en ellos ni conocían qué acciones terroristas planeaba la célula de Ripoll (Girona). ,La Audiencia Nacional ha reanudado este martes con los informes de las defensas el juicio a Mohamed Houli y Driss Oukabir y al supuesto colaborador de la célula Said Ben Ia

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:54

Los abogados de Mohamed Houli y Driss Oukabir, acusados de preparar los atentados de Las Ramblas de Barcelona y Cambrils (Tarragona) en 2017, han alegado en el juicio que estos no participaron en ellos ni conocían qué acciones terroristas planeaba la célula de Ripoll (Girona).

La Audiencia Nacional ha reanudado este martes con los informes de las defensas el juicio a Mohamed Houli y Driss Oukabir y al supuesto colaborador de la célula Said Ben Iazza, que se enfrentan a peticiones de la Fiscalía de 41, 36 y 8 años de prisión, respectivamente.

Están acusados de participar en los preparativos de los atentados de Las Ramblas de Barcelona la tarde del 17 de agosto de 2017, mediante un atropello masivo con una furgoneta, y en el paseo marítimo de Cambrils la madrugada del día 18, con cuchillos y un hacha, que se saldaron con 16 muertos y 140 heridos.

Estos atentados tuvieron lugar tras la explosión la noche del 16 de agosto de 2017 en la casa de Alcanar (Tarragona), en la que los terroristas preparaban artefactos para cometer atentados, en la que resultó herido Mohamed Houli.

Según mantiene la Fiscalía, en la misma fallecieron dos miembros de la célula, uno de ellos Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll que supuestamente la formó.

La abogada de Mohamed Houli, Carmen González, ha alegado que su representado entró en contacto con el grupo por su amistad con el hermano de uno de sus principales integrantes y que se limitó a realizar recados que le encargaban pero que no era consciente de que se tratara de una célula yihadista que defendiera los postulados de Dáesh.

Ha añadido que cuando llegó a la casa de Alcanar vio que estaban preparando artefactos explosivos pero él no participó en estas labores y que estuvo varios días con el grupo porque no se atrevía a abandonarlo pues temía por su vida y por la de su familia.

Pero ha recalcado que Houli desconocía qué planes concretos de atentados tenía la célula y que los ataques de Las Ramblas y Cambrils fueron cometidos a raíz de la explosión en la casa de Alcanar por miembros de la misma de forma improvisada y tras decisiones personales de los terroristas posteriormente abatidos por los Mossos d'Esquadra.

"No llegaremos a saber qué querían hacer" en su plan inicial, ha apostillado la letrada defensora, que ha recordado que Houli estaba en el hospital cuando tuvieron lugar los atentados.

La letrada ha comentado: "Houli era un joven de 20 años al que le robaron el alma, le absorbieron la buena educación que le habían dado sus padres, se dejó arrastrar y estaba aterrorizado por los más radicalizados, que no le dejaban irse".

Por todo ello estima que a lo sumo Houli debería ser condenado a cuatro años de prisión por cooperación en el depósito de explosivos ya que se le deben aplicar las circunstancias atenuantes de confesión y reconocimiento de hechos y colaboración con la investigación judicial.

Asimismo ha alegado que durante la investigación no se produjo la coordinación deseable entre Mossos d'Esquadra, Guardia Civil y Policía Nacional.

Para la letrada no se ha probado en el juicio que Abdelbaki Es Satty fuera uno de los fallecidos de Alcanar ya que el informe pericial de ADN realizado en Marruecos con familiares suyos a partir de restos humanos recogidos en la casa en la que se produjo la explosión no ha sido ratificado en la vista, y ha estimado que no se puede descartar que se encuentre huido.

Por su parte los abogados de Driss Oukabir, Luis Álvarez Collado y Eva Papadopulos, han pedido su absolución al estimar que no se ha probado que conociera la existencia de la casa de Alcanar y mucho menos lo que iba a suceder en Las Ramblas y Cambrils, ni siquiera que fuera a ocurrir nada, y han mantenido que no pertenecía a la célula.

Luis Álvarez Collado ha calificado de "chapuza" la investigación de los Mossos d'Esquadra y ha estimado incluso que si su labor hubiera sido más diligente se habrían podido evitar los atentados pues ya en abril de 2017 detectaron la posible formación de una célula yihadista pero "les pilló de sorpresa la explosión de Alcanar", y teme que este caso se haya "cerrado en falso".

En este sentido ha indicado que no se ha investigado por ejemplo si alguien ayudó a Younes Abouyaaqoub en su huida desde que cometió el atentado de Las Ramblas el 17 de agosto de 2017 hasta que cuatro días más tarde fue abatido por mossos d'Esquadra en un camino de Subirats (Barcelona). EFE

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo