Boletín

JUICIO PROCÉS

Defensa del "procés" sobre malversación: No hubo encargos, facturas o gastos

Jordi Pina, defensa de dos exconsellers acusados en el "procés", ha reprochado a la Fiscalía que dijese "injustamente" que los acusados hicieron de la Generalitat su "cortijo" cuando, a su juicio, la malversación no tiene cabida al no haberse probado que haya facturas, encargos o compromiso de gasto.,Pina, que defiende al exlíder de la ANC Jordi Sànchez y a los exconsellers Josep Rull y Jordi Turull, ha sido hasta el momento el letrado que más tiempo ha dedicado a combatir

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:10

Jordi Pina, defensa de dos exconsellers acusados en el "procés", ha reprochado a la Fiscalía que dijese "injustamente" que los acusados hicieron de la Generalitat su "cortijo" cuando, a su juicio, la malversación no tiene cabida al no haberse probado que haya facturas, encargos o compromiso de gasto.

Pina, que defiende al exlíder de la ANC Jordi Sànchez y a los exconsellers Josep Rull y Jordi Turull, ha sido hasta el momento el letrado que más tiempo ha dedicado a combatir el delito de malversación por el que están acusados los dos últimos, habida cuenta de que algunos de los supuestos desvíos de fondos imputados por la Fiscalía afectan al departamento de Presidencia que lideraba Turull.

Sin embargo, el letrado ha cuestionado ante el Tribunal Supremo que los fiscales traten de imputar actos a Turull cuando éste todavía no había llegado a la Consellería (llegó el 14 de julio de 2017), y les ha reprochado que se hayan mantenido impasibles ante la prueba practicada durante todo el juicio.

Ni en las obras del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), ni en el registro de catalanes en el exterior, ni en la web 'Pacte pel referendum', que -ha destacado- es "de la época de Pasqual Maragall" al frente de la Generalitat, hubo desvíos de fondos, según el abogado.

Como tampoco lo hubo, ha recalcado, en el anuncio de las vías del tren difundidos por medios públicos catalanes. "No hemos sido capaces todavía de dejar claro que no tiene nada que ver el anuncio de las vías del tren con la campaña Civisme (que impulsó el departamento de Turull y cuyo concurso quedó desierto). Se lo juro", ha dicho Pina mientras gesticulaba con las manos una petición de disculpas.

Lo de Unipost, ha bromeado Pina, "es para comer aparte" porque, además de que a su juicio el registro policial de la empresa postal fue irregular, en realidad el servicio "no se prestó", ni hubo "encargo, ni factura, ni pago, ni compromiso de gasto": "No es verdad que los ciudadanos recibieran cartas indicando que iban a ser presidentes de mesa, no es cierto, no se ha articulado ni una prueba".

Por ello cree Pina que los propios testigos de la Fiscalía "han desmentido la tesis de la acusación" y ha añadido que la fiscal Consuelo Madrigal fue injusta cuando acusó a los exconsellers en su informe de hacer de la Generalitat su propio cortijo cuando en realidad los funcionarios de la administración catalana "son íntegros y no hacen trampa". "Me duele", ha confesado.

En consonancia con Pina aunque dedicándole mucho menos tiempo a este delito, esta mañana el letrado de Oriol Junqueras y Raül Romeva también ha negado que los gastos imputados a sus clientes fuesen a parar al 1-O, y el de Joaquim Forn, por su parte, ha recordado que los gastos de su departamento fueron aprobados por el Gobierno.

Lo más